La DGT hará más de 30.000 controles esta semana en las carreteras de C-LM contra el alcohol y la droga en conductores

Redacción-Europa Press
Redacción-Europa Press
martes 03 de junio de 2014, 16:59h

La Dirección General de Tráfico (DGT) va a realizar más de 30.000 controles durante esta semana en las carreteras de Castilla-La Mancha, dentro de una nueva campaña vigilancia y control de alcohol y drogas entre los conductores, cuyo principal objetivo es evitar que los usuarios que hayan ingerido sustancias se pongan al volante.

Así lo ha avanzado en declaraciones a los medios durante una visita a las instalaciones del destacamento de Tráfico de Toledo, el delegado del Gobierno en la región, Jesús Labrador, que ha señalado que la campaña, entre el día 2 y el 8 de junio, tiene un fin "preventivo" y no sancionador. "El único objetivo es salvar vidas, porque es muy importante", ha dicho.

Labrador, que ha reseñado que de los 557 fallecidos en 2013 en España más del 43 por ciento dieron positivo en alcohol o sustancias estupefacientes en sangre, ha defendido la "tolerancia cero" frente al alcohol y otras sustancias tanto en el ámbito de la conducción como en el de los peatones, teniendo en cuenta que también el 44 por ciento de los 161 que fallecieron el pasado año en el país "presentaban datos positivos de alcohol y sustancias".

El delegado del Gobierno ha comentado que gracias a acciones como esta y a las 3.500 pruebas que cada semana que realizan en el territorio regional se están reduciendo las cifras de siniestralidad, por lo que la pretensión es bajar las cifras de positivos por debajo del 1 por ciento a nivel nacional, lejos del 5 por ciento de positivos del año 2000.

En este contexto, el jefe provincial de Tráfico, Javier Caparrini, ha señalado que la tasa de positivo en Castilla-La Mancha está en el 0,6 por ciento, por debajo del objetivo nacional, aunque "hay que reducirlo aún más", y ha admitido que el positivo por drogas es "un problema" en el que durante mucho tiempo no se había trabajado.

Así, ha comentado que en 2008 se puso en marcha un proyecto que arrojó "cifras preocupantes" del 12 por ciento de positivos por estas sustancias en los controles preventivos normales que se realizaban. En 2013, se vio que la cifra había bajado "un poco", aunque se sigue viendo "una presencia de drogas importante --fundamentalmente cannabis y cocaína-- en muchos conductores y eso es algo que hay que combatir".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios