www.albaceteabierto.es

Las cuentas del Gran Capitán

miércoles 25 de junio de 2014, 01:40h
Miguel Ángel Vicente
Miguel Ángel Vicente

Como dijera Mahoma, si la montaña no viene a mí, yo iré a la montaña, y siguiendo este razonamiento, bien podríamos decir que si las cuentas no cuadran, ya las cuadro yo. Pues bien, eso es lo que parece perseguir Bruselas al adoptar una nueva metodología contable dirigida a la adaptación de la Contabilidad Nacional y Regional de España y demás países de la UE a las normas del nuevo sistema europeo de cuentas ( SEC 2.010), aprobado en mayo de 2.013 y que se pretende entre en vigor a partir del 25 de septiembre del presente año 2.014.

Pues bien, con arreglo a esta nueva metodología, la prostitución, el tráfico de drogas, el contrabando y el juego ilegal, todas ellas actividades delictivas, serán consideradas como parte de la riqueza nacional de todos los Estados miembros de la UE. Y, asimismo, y para acabar de rizar el rizo y no dejar ningún fleco suelto al azar ni al albur de malpensados, dentro de esas nuevas variaciones metodológicas adoptadas, será darle la consideración de inversión al gasto en Investigación y Desarrollo (I+D) y a la compra de armamento en Defensa.

España, por tanto, será de un día para otro y por arte de este birlibirloque, un país más rico, menos endeudado y con menos déficit, e igualmente los restantes países de la UE, lo cual supone lograr la cuadratura del círculo, entrando en un espejismo en el que daremos la vuelta al cuento de la lechera y nos imbuiremos en el imaginario de las Mil y una Noches, ya que, en realidad, todo será una ficción y no tendrá consecuencia alguna sobre la economía real, la cual seguirá estando hecha unos zorros y cada día con más pobres de solemnidad y de los otros.

Y como de lo que se trata es de cerrar los ojos a la realidad y de inculcar en el cerebro de los ciudadanos que vivimos en el País de las Maravillas y siguiendo el sofisma que proclama “ojos que no ven, corazón que no siente”, ahí está la recentísima propuesta del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Tarragona, dirigida a identificar a los mendigos callejeros, incluirlos en un padrón especial y expulsar de sus calles y ciudad a todos cuantos su “visibilidad” no se adecue ni entre dentro de los parámetros de  imagen y belleza impuesta por el Partido Popular.

De tal manera que, con estas nuevas pautas contables, la riqueza nacional crecerá en 47.800 millones de euros, el PIB se elevaría en un 4’5%, la deuda pública, que este año rozaría el 100% del PIB, descendería al 89’9% y cumpliríamos holgadamente si es que no lo bajaríamos aún más de lo previsto (5’5%) el déficit, esa palabreja que nos trae de cabeza con Bruselas y sobre la que ya ha manifestado, cómo no, Angela Merkel, la nueva Kaiser de Alemania, que no cederá, rechazando de plano “flexibilizar” el Pacto de Estabilidad, tal como le ha pedido el primer ministro italiano Matteo Renzi, apoyado por el Presidente de la República Francesa François Hollande, lo que supondría prolongar los plazos concedidos para situar el déficit por debajo del 3%. Pero que si quieres arroz Catalina, con la Merkel hemos topado.

Pues bien, la consecuencia de esa nueva metodología para nuestro país, además de lo ya indicado, y teniendo en cuenta que han abandonado el territorio nacional 150.000 personas, es que cada españolito de a pie, y de a caballo también, resultaría ser más rico, ya que aumentaría su renta per cápita en general, que subiría como la espuma, aunque tengamos que seguir padeciendo la misma tasa de paro (más del 26%), haya familias que no lleguen a fin de mes, otras que no tengan ingreso alguno, por estar todos sus miembros en paro y sin prestación, así como las que no tienen ni para comer decentemente, causando desnutrición (o malnutrición como gusta llamar a quienes siguen mirando para otro lado sin querer reconocer los problemas reales del día a día en la calle), en infinidad de niños (la pobreza infantil en España, según el INE, alcanza ya al 31’9% de todos los menores de 16 años que, en muchos casos, hacen la comida principal, cuando no la única, en el comedor de su Centro Educativo), para los que se pide, más bien se ruega,  por la defensora del Pueblo, Soledad Becerril, la apertura de los comedores escolares durante los tres meses de verano, amén de los comedores sociales (Cáritas, Cruz Roja, etc.) que siguen abarrotados y no dan abasto. Particularmente indigna es la postura de algunos Presidentes Autonómicos ( Galicia, La Rioja, Valencia y Castilla y León, todos del PP por más señas) que consideran que abrir los comedores escolares podría generar un problema de “visibilidad” y “discriminación”, estigmatizando a los usuarios, lo que es de traca y debería ser constitutivo de un delito de lesa humanidad y castigado como tal.

Y mientras Bruselas nos quiere hacer soñar con un país Imaginario, los últimos datos de la Oficina de Estadística de la propia Unión Europea (Eurostat) ponen de manifiesto que la riqueza de los españoles ha caído a nivel de 1.998, situándose en 2.013 en el 95% de la media europea, muy por debajo del 105% que llegó a alcanzar en los años de máxima expansión económica (2007), bajando paulatinamente con el estallido de la crisis y la burbuja inmobiliaria. Y como llueve sobre mojado, otras estadísticas, publicadas el pasado 16 de junio, por el Instituto Nacional de Estadística (INE) pone de relieve que los balances domésticos siguen en caída libre y el gasto medio de los hogares españoles ha bajado un 14’5% entre 2.008 y 2.013, el nivel más bajo de toda la crisis, aunque dentro de ese total hay algunos capítulos o partidas que se han desplomado: las familias han reducido un 30% lo que destinan a vertirse y calzarse, así como al mobiliario y otros gastos de vivienda, y un 29% lo destinado a ocio, espectáculo y cultura. Y la cosa es de suma y sigue.

Item más, según un informe difundido el pasado Jueves, 19 de Junio, por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), España es el país desarrollado donde más ha crecido la desigualdad durante la crisis, ya que durante el período 2.007- 2.011, los ricos españoles se han hecho más ricos y las clases más desfavorecidas se han empobrecido aún más; en definitiva, España es el país en el que más ha crecido la brecha entre ricos y pobres. Este aumento de las desigualdades, medido en términos de mercado por el índice GINI, se eleva en nuestro país a 8 puntos porcentuales en cuatro años, mientras que la media de las 34 potencias mundiales tan sólo empeoró en un punto y en algunos países como Polonia, Israel o Australia, mejoró. Y es que, aunque sea una tautología, el número de grandes patrimonios españoles creció un 27% en plena crisis, luego algo hay o alguna pieza falla en el motor para provocar estas distorsiones.

Ante estos escalofriantes datos, mueve a risa, o más bien a indignación y llanto, el nuevo modelo contable impuesto por la Unión Europea (culpable de todos los males, que hoy por hoy, acechan a Occidente, con especial énfasis en España por su idiosincrasia), con cuyas nuevas pautas Mariano Rajoy, o sea, el Partido Popular, afrontará 2.015 como el año del éxtasis de la recuperación, aunque sigamos en el pozo del averno, sumidos en la pobreza, la miseria, el hambre, el horror y el espanto, y con el maquillaje de la reforma fiscal, con la  proclama de la bajada de impuestos que yo llamaría más bien bajada de pantalones (te bajo un poco por aquí, pero te subo doble por allá y el triple por acullá), se presentará a las elecciones autonómicas, municipales y generales, como el adalid de la redención del país, como el nuevo Jesucristo caminando sobre las aguas, como el portador de la llave del paraíso, así en la tierra, como en el cielo, y la vuelta a ser España el país donde se atan los perros con longaniza. Esperemos que el ciudadano no se deje arrastrar por la paja y la miga de pan y se de cuenta de la jugada que se le plantea.

Y digo yo, puestos a contabilizar como riqueza presuntos rendimientos de negocios ilegales y, por tanto, delictivos, ¿por qué no se computan a los mismos efectos la financiación ilegal de los partidos políticos?, ¿por qué no se computan a los mismos efectos los sobres, sobresueldos y otras mordidas en “B” y demás letras del abecedario hasta la “Z” que parece ser se estilan en algunos partidos?. Si a un solo individuo, Luis Bárcenas, hasta el día de la fecha, se le han aflorado cerca de 50 millones de Euros en paraísos fiscales, imagínense tirando del hilo, lo que puede resultar si llegamos al ovillo.

En definitiva, estas cuentas patrocinadas por la Unión Europea, nos recuerdan, si es que no dejan en mantillas, a las que, según la tradición, le presentó Gonzalo Fernández de Córdoba al Rey Fernando el Católico cuando éste se las pidió respecto de su gestión en Italia, cuentas en las que las partidas por exageradas, fantásticas, desmesuradas y desorbitadas, eran irreales, imaginarias, inverosímiles e increíbles.

En fin, como diría Groucho Marx: “...... y un huevo frito”.

MIGUEL ANGEL VICENTE MARTINEZ

25 DE JUNIO DE 2014

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios