www.albaceteabierto.es

Sexting: ¿Debería evitarse?

jueves 14 de febrero de 2019, 16:23h

Con el alcance masivo que han logrado los servicios de mensajería instantánea, muchos adolescentes (y adultos también) utilizan estas aplicaciones para mantenerse en contacto con sus parejas durante todo el día.

Estas aplicaciones hoy en día son un componente tan esencial de una pareja que prácticamente están en cada aspecto de ella, incluyendo su vida sexual. En los últimos años, muchas parejas han empezado a practicar el sexting. Este término, que proviene de una mezcla de palabras en inglés (sex y texting), describe la práctica de enviar mensajes subidos de tono junto con imágenes eróticas a alguien que puede ser tu pareja, o no.

Aunque muchos defienden esta práctica diciendo que mejora la vida de una pareja, muchos están en contra de ella por los riesgos que conlleva. Han habido varios casos de imágenes que se enviaron entre parejas, pero que se terminaron filtrando. Esto se puede deber a muchos motivos, como parejas despechadas, o el hecho de que se puede espiar el WhatsApp. WhatsApp sostiene que ellos no guardan las imágenes enviadas bajo ninguna circunstancia, lo que previene que muchas imágenes se filtren masivamente si son atacados por un hacker. Sin embargo, estas imágenes aún pueden filtrarse de muchas otras maneras. Sigue leyendo para saber como puede suceder esto, y así evitar estas situaciones.

¿Cómo se pueden filtrar las fotos íntimas?

Una de las grandes causas de filtración de imágenes privadas es tener una pareja inconsciente. Muchos le envían esas imágenes a sus amigos más cercanos, ya sea para presumir o para otra cosa. Si estos amigos vuelven a repetir esta acción, la foto ya estará en decenas de móviles, y todo sin que tu te enteres. Enviar una foto es muy arriesgado, ya que una vez que lo hagas perderás control de ella por completo. Solo hazlo con alguien que puedes confiar plenamente en que no se la enviará a nadie más.
Las imágenes pornográficas filtradas también son conocidas en muchos casos como “revenge porn” (porno de venganza), ya que una de las mayores causas de filtración son novios despechados que deciden vengarse haciendo pasar un muy mal momento a sus ex parejas.
Un riesgo de enviar imágenes propias sin ropa es que queda una copia guardada en tu móvil y otra en el móvil de la persona que la recibió. Por lo cual, se duplican las posibilidades de que alguien tenga acceso a esos móviles y las robe. Si alguno de los dos móviles queda descuidado por un minuto, o si se lo prestas a alguien, cualquiera puede acceder tus imágenes y crear una copia. Lo mismo sucede si a alguno de los dos le roban el móvil.
Muchos smartphones cuentan con copias de seguridad automáticas, lo cual puede ser muy tranquilizante en caso de que se te rompa el móvil, pero también puede ser muy preocupante en caso de que seas víctima de un hacker. Si todas nuestras fotos se suben automáticamente a la nube, incluyendo nuestras fotos más privadas, cualquier persona que pueda utilizar nuestra cuenta tendrá acceso a ellas, ya sea porque nos han hackeado o porque hemos compartido nuestra contraseña.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Albaceteabierto

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.