www.albaceteabierto.es
Cómo dormir fresquito en verano

Cómo dormir fresquito en verano

martes 16 de julio de 2019, 11:07h
Junio de 2019 ha sido el mes más caluroso que se ha registrado en la historia.

Esto ha tenido muchas repercusiones en nuestra salud, porque ha dificultado muchas de nuestras funciones del día a día. Una de ellas es dormir: el calor nos impide dormir bien, y las consecuencias de dormir poco pueden ser muy serias para nuestra salud. Por eso, en este artículo te traemos algunos trucos para dormir fresquito en verano.

Controlar la temperatura de la habitación

Esto es fácil de hacer si tienes aire acondicionado, pero ¿y si no? Lo importante es aprovechar bien esos huecos que tienes en la pared llamados ventanas. Abre la ventana nada más levantarte para ventilar, aprovecha esas horas en las que la calle está más fresca que el piso. Pero ciérrala enseguida, nunca tengas la ventana abierta si el exterior está más caliente. Cuando la cierres, baja las persianas para que no entre la luz del sol. Vuélvela a abrir solo cuando la calle vuelva a estar más fresca, y aprovecha a abrir varias ventanas para crear corrientes. Además, úsala sólo para dormir, así conseguirás mantener su temperatura lo más baja posible.

Elige bien la ropa de cama

No todas las sábanas son apropiadas para dormir en verano, algunas te darán demasiado calor. Para sudar lo menos posible y que lo que sudes no sea molesto, es muy importante usar ropa de cama suave y transpirable; el algodón siempre es el mejor material. Ahora venden ya ropa de cama infantil para niños pensada para estos momentos de alta temperatura, para conseguir que duerman lo mejor posible.

Refréscate antes de ir a dormir

También es importante que trates de bajar tu temperatura corporal antes de dormir. Una ducha fresquita o tomar algo refrescante pueden ser buenas ideas. Si el calor es extremo, prueba a frotarte con un paño húmedo o a refrescarte las muñecas y la nuca con el grifo.

Algo que también refrescará el ambiente es echar un poco de agua con un spray sobre las sábanas o en el aire.

Por último, asegúrate de tomar cenas ligeras y frescas y de evitar hacer ejercicio o excitarte antes de irte a dormir, eso solo te dará más calor.

Pon una botella de agua congelada en tu mesilla

Podría decirse que esto es una situación de emergencia, pero te podría ayudar. Si durante el día congelas una botella de agua y la sacas cuando vayas a dormir, puedes ponerla sobre la cama mientras te lavas los dientes, así estará más fresca.

Pero además, tenerla junto a la cama te puede ayudar en esos momentos de agobio nocturnos. Simplemente póntela en las muñecas o en la nuca y notarás cómo te refrescan automáticamente. Para casos más extremos, incluso puedes meter la botella contigo en la cama para refrescarte por completo.

Ahora que ya conoces la importancia de dormir bien, seguro que aprecias estos trucos para dormir fresquito en verano. Ponlos en práctica y verás como duermes como un lirón hasta en las noches más calurosas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Albaceteabierto

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.