www.albaceteabierto.es
Rubén Pinar se reafirma como un gran torero en su triunfal gesta en Albacete
(Foto: @RubenPinarR)

Rubén Pinar se reafirma como un gran torero en su triunfal gesta en Albacete

domingo 08 de septiembre de 2019, 21:51h

El diestro Rubén Pinar saldó hoy con cuatro orejas su gesta de enfrentarse a seis toros en solitario en Albacete, en una tarde con la que se abrió la feria taurina en la ciudad, y en la que el manchego dio un paso al frente en sus aspiraciones de funcionar de una vez por todas en la profesión.

Rubén Pinar salió a por todas ya en su primero, de La Reina, al que recibió a portagayola para después torearlo con muy buen aire tanto en los lances posteriores a la verónica como en un quite en el que intercaló chicuelinas y tafalleras.

El de Tobarra no bajó el diapasón con la muleta, diseñando una gran faena a un toro muy importante también de Joselito, al que entendió a las mil maravillas y toreó con mucha suficiencia por los dos pitones, con hilván y mando por el derecho, y con largura y muy bien aire también al natural.

Un final por luquecinas y una estocada arriba dio paso a la primera oreja de la tarde, con fuerte petición de la segunda.

En el segundo, de Alcurrucén, Pinar pasó más de puntillas, ora por la propia condición del toro, al que no le sobraron las fuerzas, ora también porque cuando mejor estaba Rubén con él se partió una mano, teniendo que cortar por lo sano el torero, que fue silenciado.

El tercero fue un toro de Domingo Hernández que, fruto de su poca raza, sacó muy mal estilo en la muleta, midiendo una barbaridad en sus cada vez más aviesas y orientadas embestidas. Pinar no se arrugó con él y le plantó una sincera y firme batalla, al menos, para justificarse sobradamente con tan desabrido antagonista.

El de Victorino que hizo cuarto no le fue tampoco a la zaga, un toro mas justo de presencia, correoso y muy desagradable para estar delante, por esa manera de volverse y buscar los tobillos de un torero que volvió a dar la cara con él con una faena brillante desde el punto de vista técnico, y de mucha capacidad para no verse desbordado y mostrarse por encima de las circunstancias.

Labor emocionante y emotiva a partes iguales, de torero maduro y muy resolutivo. La espada fue crucial para la concesión de la oreja que ya le aseguraba la Puerta Grande.

Otro apéndice más paseó Pinar del quinto, un buen toro de El Tajo con el que mostró su mejor versión al que recibió en la puerta de chiqueros y formó después un auténtico alboroto con tres largas cambiadas más y más variedad capotera.

Muleta en mano rayó a buen nivel el albaceteño, entendiendo perfectamente lo que había que hacer para cuajar a un toro que se desplazó con franqueza, y con el que exhibió temple y mucho mando, amén de un final a base de alardes, poco habituales en él, y que gustaron, y mucho, a sus paisanos, especialmente las "poncinas" que interpretó. Estocada y otra oreja con fuerte petición de la segunda.

Y para coronar su exitosa actuación obtuvo un apéndice más del toro de Daniel Ruiz que hizo sexto por otra faena entregada, de buena firma al natural y abrochada de una estocada de la que salió trompicado, por fortuna, sin mayores consecuencias.

FICHA DEL FESTEJO.- Toros, por este orden, de La Reina, extraordinario; Alcurrucén, flojo y que acabó inutilizándose durante la lidia; Domingo Hernández, sin raza y muy complicado; Victorino Martín, correoso y difícil; El Tajo, bueno; y Daniel Ruiz, a menos.

El balance artístico de Rubén Pinar, que actuó como único espada y lució un terno blanco y plata, fue el siguiente: estocada (oreja con petición de la segunda); estocada y descabello (silencio); pinchazo y estocada (ovación); estocada (oreja); estocada (oreja con petición de la segunda); y estocada (oreja).

En cuadrillas, Morenito de Arles y Víctor Manuel Martínez saludaron tras banderillear al primero.

La plaza registró más de media entrada en tarde soleada y de agradable temperatura.

La mirada de … Emilio Sánchez

Rubén Pinar cumplió con creces en su encerrona de la feria, cortando cuatro merecidísimas orejas, en una corrida que lidio seis encastes diferentes, cumpliendo en todos ellos. Vestía un terno blanco-primera comunión- oro blanco. El de Santiago de Mora, sumo su octava salida a hombros por la puerta de los Jardinillos

En su primero, del ganadero Joselito (La Reina), fue superior este toro que abre corrida y feria, de nombre Lagartijo marcado con el 14, con 497 kg de romana. El de Santiago de Mora sorprende ante el portal de toriles, saliendo airoso del envite, metiéndose al toro en el capote toreado a manos bajas.

El de "La Reina", fue bravo en el caballo y bravo en la muleta, exigente, mostrando Pinar la técnica adquirida esta temporada. ,

Con su segundo de Alcurrucén, de nombre "Cumbrenegra" la cosa paso de más a menos. Tras exprimir el pitón derecho se lesiona y abrevia para matar de estocada caída.

Pasó sin pena ni gloria el de Garcigrande, tras unos templados capotazos a percal arrollado a la cintura. Tuvo buen inicio con la franela. Pinar plantó cara a "Náutico" que al final se entrega en la potente muleta del torero, porfiando y metiéndose entre los pitones, de no haber pinchado, antes de coger la estocada final, la oreja estaba ganada.

Tras la merienda salta el Victorino "Colombiano". Interesaba ver a Pinar, tanto en su ortodoxia como en su heterodoxia. Vino con carácter el toro y Pinar lo saca al centro del redondel con capotazos lentos, limpios y como acariciando. Pinar fue el profesor para decir "a ver si es verdad". El de Santiago de Mora, se lio a dar pases naturales y derechazos, para deparar momentos cumbres de la tarde, Pinar gano en la pelea a "Colombiano", Certero con la espada y otro trofeo conquistado.

Subió enteros la segunda parte de la tarde, y en esos dos toros, de nuevo un Joselito con el hierro "El Tajo" "Alabastro". Tras recibir a porta gayola vuelve con el capote de rodillas y con la muleta a pies juntos por alto instrumenta cuatro a dos manos, se decía, en los tendidos "no hay quien supere la clase y valentía torera de Pinar", Pases de espalda y redondos. Tandas de naturales. Gran faena de Pinar que rubrica con estocada certera.

Y cerró festejo el de Daniel Ruiz de nombre "Artesano". Igual que el primero de la tarde brindó al público, repertorio capotero y bien ajustado Empaque con la muleta, y con respeto, haciendo un toreo con orden y buen repertorio. Fácil con la espada y otra vez fácil para la presidencia que concede otro trofeo.

En resumen corrida variada con un torero que cumplió con creces y decir que ya hemos echado fuera la primera corrida de abono y se abre con esperanzas un abono ferial que tiene sus grandes atractivos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Albaceteabierto

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.