www.albaceteabierto.es

Un gobierno fuera de la ley (XI)

miércoles 08 de abril de 2020, 04:39h

Y una cuestión que demuestra la escasa responsabilidad del Pseudo-Doctor-Sánchez, alias Pinochón (ya saben, un Falcon para él y su señora y otro para su nariz), su falta de escrúpulos y lo poco que le importan el sufrimiento y el dolor de los ciudadanos españoles, en cuanto a la salud, incluso pérdida de vidas, y ruina y miseria económicas, lo prueban el hecho de que está más preocupado por atender a los requerimientos de sus socios de Gobierno, o sea, de la escoria parlamentaria con la que se alió para poder seguir cagando en La Moncloa, y satisfacer el precio por seguir usando ese inodoro, ha sido el hecho de utilizar, incluso el propio Real Decreto por el que establece la declaración del “Estado de Alarma”, para blindar en el CNI a quien está a punto de quitarle el puesto de Presidente, o, al menos, ese camino lleva, o sea, Pablito Iglesias, alias el Jorobado de Notre Dame Español, al garantizar la entrada de éste en la Comisión de Seguimiento del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) para que el líder morado pueda formar parte del selecto grupo de personas que monotorizan y evalúan la labor de los servicios de inteligencia, a través de la disposición final segunda del citado Decreto (vergonzosa forma de jugar con la sangre de los españoles), ya que la Ley establece hasta ahora que solo puede haber un vicepresidente en la comisión, en este caso, la Vicepresidenta Primera, Carmen Calva o Calvo, estableciendo en el nuevo articulado, que será el Presidente del Gobierno el que “designe” a tantos vicepresidentes como crea necesarios para integrarse dentro de la citada Comisión, frenando de esta manera, tan burda e irracional, los recursos del Partido Popular y de Vox ante el Tribunal Supremo por el nombramiento a pelo del susodicho. Pensando en esto, se pone de manifiesto la preocupación real de este impresentable criminal sobre el estado de la nación por la crisis, sanitaria y económica, abierta por el coronavirus.

En realidad, la jugada del Gobierno, en boca del Portavoz de Vox en el Congreso de los Diputados, Iván Espinosa, es “una burla intolerable” dando entrada en este Organismo a un tipo sumamente peligroso (que debiera ya estar entre rejas), a un fantoche, a un botarate, a un mamarracho, en su afán de hacerse con el poder del Estado a fin de implantar una ¿democracia? (¡qué risa!) bananera bolivariana, estilo la de Venezuela de Nicolás Maduro, causando en el entorno de los servicios de inteligencia, perplejidad y extrañeza, ante la situación de este pájaro de cuidado, entre otras razones porque el Ministerio que desempeña, el de Derechos Sociales y Agenda 2030, no es precisamente uno de los que están involucrados en los asuntos sobre seguridad y estabilidad del Estado, que se tratan en esa Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos de Inteligencia, que es el Órgano que controla el seguimiento de los objetivos y la información del CNI y, asimismo, vela por la coordinación de los servicios de inteligencia y los servicios de información de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, de la administración civil y militar, con la misión de proponer al Presidente del Gobierno los objetivos anuales del Centro y monotorizarlos y evaluarlos después. Y, como piensa esta panda de delincuentes que el Estado “son ellos” y que, por tanto, pueden hacer y deshacer a su antojo y libérrima voluntad sin cortapisa ni freno alguno, haciendo de su capa un sayo, en el Decreto sobre la modificación de la Ley que regula el CNI, incluía otra modificación, a fin de dar también cabida en la citada comisión, al valido del Pseudo-Doctor Sanchéz, alias Pinochón (un Falcon para él y su señora, y otro para su nariz, que debe estar que trina y explota de ira al no poder utilizarlos como los utilizaba hasta la llegada del coronavirus), Iván Redondo, como jefe de Gabinete del citado Pinochón, a pesar de que tampoco estaba prevista su presencia, justificando la urgencia de esta modificación (cuando en nuestro país están muriendo conciudadanos a espuertas, y enfermando diez veces más, y con la que el dichoso virus ha montado por la imprevisión, la improvisación y el pasotismo de un Gobierno inerte, inepto e insolvente para hacer frente a cualquier reto que no sea el de hacerse una foto) para aprobar estos blindajes en que “no puede ser aprobado mediante el procedimiento ordinario de tramitación parlamentaria, pues ello implicaría que, hasta la aprobación”, la estructura de la Comisión “no estaría en condiciones de desarrollar sus funciones con arreglo a las necesidades organizativas”, (¡a otro perro con ese hueso!), en una declaración en la que se toman por tontos del culo al resto de parlamentarios y al país entero, pues ¿es que hasta la fecha esa Comisión no desarrollaba sus funciones? ¿era necesario para que las desarrollara meter en el corazón del CNI a un comunista-marxista-estalinista-leninista, enemigo de la patria y de la democracia, así como a un perverso, diabólico, en funciones de arúspice, cual es el valido Iván Redondo? ¡Menudo ojo para echar lluecas! Y, además, ¿por qué no dejar la puerta abierta a que también puedan acceder a la Comisión, los esposos y las esposas, cuñados y cuñadas, padres y madres, hermanos y hermanas, primos y primas y demás familia de los miembros a que se refiere la modificación de la Comisión? Mas, menos mal que aún hoy algunas cabezas piensan, en vez de embestir como otras, ¡rara avis!, y la disposición relativa a esta modificación no logró la mayoría necesaria para ser ratificada por el Parlamento, pues el Gobierno de coalición, PSOE y Podemos, sólo pudo sumar a su favor al PNV (¡Dios sepa a cambio de qué!, pues este partido no da puntada sin hilo y su regla mayor es la de “do ut des”, demostrando individualismo agónico, rayano en la traición, la insolidaridad y contrarios a los principios y normas éticas y morales, naturales y divinas, por mucho que se persignen y se den golpes de pecho ante el altar del Santísimo), y poniéndose en contra PP, Vox y Ciudadanos, amén de algún socio del Gobierno de coalición, como Esquerra Republicana y Más País, que obligan a tramitar esta modificación como proyecto de Ley, dando al traste, de momento, con las aspiraciones del peor enemigo de España y de los Españoles, el Vicepresidente Segundo del Gobierno, Pablito Iglesias, alias el Jorobado de Notre Dame Español, que ya en 2.015, en una comparecencia en el Congreso de los Diputados, se adjudicaba carteras ministeriales y facultades a gogó, entre otras, el control del CNI (o sea, que las ganas de controlar los secretos le vienen al nene desde hace tiempo). Nada más que por esta triquiñuela, y basándose en el dolor y la angustia de los ciudadanos españoles, el Gobierno en Pleno debería acabar con sus huesos en la trena, si es que no son acreedores a una pena y condena mayor, por lo que está dando lugar por su errática y partidista apreciación de la realidad, importándole poco o nada, como se ve, ese sufrimiento, ese dolor, esa congoja que a día de hoy se extienden como una mancha de aceite sobre la población española.

Y, por si fuera poco, y abundando en este jaez, de no importarle a este impostado llamado Gobierno Progresista de España un pijo (tal como se habla en La Mancha), la situación dramática, crítica y dantesca por la que atraviesa la Nación, otro hueso duro de roer y que pone de relieve la catadura de este individuo y el final que debe esperarle al final, valga la redundancia, de la pandemia que nos azota, nos ilustra con la resolución, publicada en el Boletín Oficial del Estado, de fecha 21 de Marzo pasado, del Subsecretario de Justicia, Juan-Miguel Bueno, en la que se establece que “el interés general” que concurre en estos momentos en materia de Justicia es el mismo que constituye su excepcionalidad, y que para lograr una Justicia material es indispensable continuar con la tramitación de los expedientes de indulto (lo de Groucho Marx, “la parte contratante de la primera parte será considerada como la parte contratante de la primera parte”, etc.) “para dar una respuesta adecuada a los ciudadanos que los insten, evitando los perjuicios que pudieran irrogarse por la suspensión que determina el estado de alarma”, por lo que el Departamento que dirige Juan Carlos Campo, Ministro de Justicia, ha decidido reanudar todos los procedimientos para solicitar y conceder, en su caso, los indultos que estuvieren en tramitación antes de que se decretara el estado de alarma, “o que se hayan iniciado o vayan a iniciarse con posterioridad” al 14 de Marzo, fecha en que se decretó el citado estado de alarma, y como el citado Real Decreto impuso la suspensión de todos los plazos administrativos, aunque tres días después la norma fue modificada (en esta casa de los líos o jaula de grillos o patio de porteras o centro de lenocinio, en que se ha convertido La Moncloa) para acordar “motivadamente” la continuación de aquellos procedimientos administrativos que fueran indispensables “para la protección del interés general”, que ya me dirán ustedes qué de interés general supone el indulto de un asesino, de un ladrón, de un corrupto o de un golpista. Lo que, como no podía ser de otra manera, puso en guardia a la oposición, provocando una reacción furibunda del Ministro de Justicia (el que se pica, ajos come), que quiso dejar claro que en el Ministerio sólo se dedican a servicios esenciales (como queriendo quitarle hierro al asunto y como si no se estuviera pensando, exclusivamente, en el indulto a los condenados por el procés) Pues el argumento de la Resolución antedicha de dicho Ministerio se fundamenta en que las medidas de gracia concurren un “interés general” que constituye “el fundamento de su excepcionalidad” durante el estado de alarma, provocando, con razón, las airadas protestas del Partido Popular, que criticó lo inoportuno del movimiento, y de Vox, cuyo Secretario General, Santiago Abascal, fue más allá tuiteando “la gente muriéndose y el gobierno pensando en cómo salvar de la cárcel a los delincuentes golpistas. Pagando favores y olvidándose de la salud de los españoles”. Claro, que hay que reseñar que la libertad de los condenados por el procés fue una exigencia de ERC a los socialistas para conseguir el apoyo en la investidura y aprobar los Presupuestos, exigencia a la que también se unió el President de la Generalitat Catalana, Quim Torra, que puso en posición de decúbito supino, lateral izquierda y derecha y prono, al Pseudo- Doctor-Sánchez, alias Pinochón (un Falcon para él y su señora… y lo que sigue), obligándole a convocar la Mesa de Negociación, entre el Estado Español y La República Catalana.

Como se ve, una manera taimada, temeraria, artera y deleznable de usar los resortes del Poder, para ir minando las instituciones del Estado de Derecho, tratando de aprovechar la ganancia de pescadores en río revuelto que ha producido el Coronavirus, en un proceso que huele a “Golpe de Estado”, basado sobre la tumba de los 13.055 almas que se ha llevado hasta el día 6 de este mes el coronavirus, y las 135.032 contagiadas a la misma fecha, o sea, sobre la sangre, sudor y lágrimas, sobre el dolor, el sufrimiento y desconsuelo, de España entera o, si se quiere decir más claro, sobre la base de un genocidio vital, que desencadenará otro genocidio, no menos grave, cual es el económico.

MIGUEL-ÁNGEL VICENTE MARTINEZ

8 de Abril de 2.020

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios