www.albaceteabierto.es
Las pequeñas empresas estiman que un 86% de ellas está en riesgo si la crisis de coronavirus se prolonga
Ampliar

Las pequeñas empresas estiman que un 86% de ellas está en riesgo si la crisis de coronavirus se prolonga

lunes 20 de abril de 2020, 13:36h
El 85,8% de las pequeñas y medianas empresas ve su supervivencia en riesgo si la crisis del coronavirus se prolonga, según se desprende del segundo barómetro de opinión de las pymes '#LaPymeHabla' realizado por la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme).

No obstante, casi la totalidad de las empresas encuestadas (96%) ha asegurado que la crisis está afectando ya a su empresa. Es por ello, que la patronal ha remarcado que las pymes necesitan nuevas medidas de manera urgente para paliar los efectos de la crisis, que complementen a las ya adoptadas por el Gobierno.

De hecho, el 87% de las pequeñas y medianas empresas no valora las medidas que se han tomado hasta ahora o las valora de forma negativa.

Según Cepyme, los resultados de la encuesta instan a tomar nuevas medidas que ayuden a las pymes en la "drástica reducción de ingresos que están viviendo".

El 60% de los encuestados han afirmado que han sufrido una pérdida de ingresos de entre el 75% y el 100%, mientras que un 15% contabilizó unas pérdidas de entre un 50% o un 75%.

Para la patronal, esta caída de ingresos no se deriva tan solo del cierre obligatorio decretado por el Gobierno, sino que los mayores obstáculos se dan en la falta de demanda (49%) o la imposibilidad de llevar a cabo su actividad (44%).

Por ello, las pequeñas y medianas empresas piden medidas que faciliten su situación y les proporcionen liquidez. Así, el 81% de las compañías encuestadas han pedido suspender obligaciones fiscales y de cotizaciones para ganar liquidez y realizar el pago más adelante.

El 75% apunta a ayudas directas, el 71% solicita la reducción de cotizaciones, mientras que un 61% pide reducir impuestos. Las empresas también piden otras medidas como poner en marcha un plan de pago a proveedores (49%), flexibilizar los expedientes de regulación temporal de empleo (44%) o ayudas para los arrendamientos (37%).

Cepyme cree que estas medidas ayudarán a que las pequeñas y medianas empresas aguanten más tiempo durante este parón de actividad y considera que las actuaciones que están tomando las empresas en esta situación "resultan preocupantes".

El barómetro señala que algunas empresas han optado por los impagos, ya se a proveedores (20%) como a préstamos u obligaciones tributarias.

Esto, según la patronal, "puede poner en riesgo el mantenimiento de la cadena de impagos, influyendo en la pérdida de ingresos a su vez de otras empresas". De hecho, más de el 70% de las empresas encuestadas prevé sufrir un incremento de la morosidad.

Por otro lado, el 3,5% de las empresas han realizado un cierre empresarial y un 2% han declarado concurso por insolvencia. El 22% ha cesado su actividad de manera temporal y el 29% la ha reducido.

Pese a ello, Cepyme ha apuntado que la mayor parte de las empresas han tomado medidas para poder seguir funcionando, adaptándose al teletrabajo, incrementando la protección de los trabajadores o reduciendo y modificando la distribución de jornadas.

Más del 50% de las empresas encuestadas ha señalado que ha realizado un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), de los que la mitad ha sido por fuerza mayor, y el 13% de los consultados ha señalado que ya ha realizado despidos o que prevé hacerlos.

EL 40% PREVÉ MANTENER EL EMPLEO

Para hacer frente a la situación, la encuesta señala que más de la mitad de las empresas han solicitado o solicitarán un aval del Estado. De las que ya lo han hecho, el 27% no ha obtenido financiación, el 16% le han pedido garantías adicionales y para el 40% la solicitud y la tramitación "ha sido complicada".

Respecto al mantenimiento del empleo en el medio plazo, casi el 40% de las compañías prevé mantenerlo dentro de 12 meses. Respecto a una posible reducción de plantilla, las compañías dicen que podrían realizarla en un año y la mayoría cree que podría ser menor del 25%, mientras que el 15% dice que la reducción podría alcanzar al 75% o incluso al 100% de la plantilla.

Durante la rueda de prensa telemática para presentar los resultados del barómetro, el presidente de Cepyme, Gerardo Cuerva, ha resaltado que la encuesta muestra la "gran incertidumbre" en la que están metidas las empresas por el coronavirus.

Por ello, ha hecho hincapié en que se necesitan "medidas que creen certidumbre", porque las compañías tienen "muchas dudas" y necesitan tiempo para poder reorganizarse.

"Necesitamos un plan contundente de cuál es la ruta a seguir en la situación en la que estamos. Las medidas no son suficientes", ha apostillado, tras dejar claro que la actividad económica no se reactiva por real decreto y que los ERTEs deben acompañar a la situación del sector o de la empresa, porque si no "serán herramientas que de nada servirán para mantener el empleo".

Cuerva también ha afirmado que ha solicitado al Gobierno un plan de pago a proveedores, porque en su momento "funcionó muy bien" e inyectó liquidez. "Hay sectores y empresas que necesitarán ayuda directa y por ello hay que crear un fondo, porque de lo contrario muchas empresas no abrirán la persiana y esto repercutirá en el empleo", ha añadido.

Preguntado sobre si el Gobierno está a abierto a ampliar los ERTEs por fuerza mayor, Cuerva ha apuntado que, a día de hoy, se sigue negociando, que la mesa arrancó el viernes y que por ahora solo se está estudiando cuál puede ser la evolución de estos expedientes.

El presidente de la patronal ha señalado que el Ejecutivo "afortunadamente" ha entendido que la vuelta a la actividad económica "necesita un tiempo para cada sector y territorio". "El ERTE no tiene que tener una fecha de caducidad según el calendario, sino que según la situación real del sector y empresa", ha remarcado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios