www.albaceteabierto.es

Un gobierno fuera de la ley (XVIII)

miércoles 27 de mayo de 2020, 03:38h

EL HUEVO DE COLON: Dice un refrán muy popular español, de ese refranero tan certero, como, a veces o siempre, tan puñetero, que “tanto va el cántaro a la fuente, que al final se rompe”. Lo cual viene a colación con ese intenso tesón con el que los miembros de este malhadado Gobierno Progresista de España, trata de buscar líneas por las que escapar de su responsabilidad, criminal por la imprevisión, la improvisación, la incompetencia, la insensatez y la incapacidad con que ha afrontado la pandemia del coronavirus en nuestra Patria, desde los albores, con las reiteradas negativas y monumentales patinazos del “experto”, Fernando Simón, Director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias, hoy, tras un tropezón tras otro, errando en todas sus previsiones, compensado con una Subdirección General y quizás vaya a ser propuesto para el Premio Nobel de Medicina, que todo se andará, pesando como una losa el foco que supuso para España la expansión del contagio de este virus, a consecuencia de las más de seiscientas mil personas que se manifestaron el 8 de Marzo, Día de la Mujer, manifestaciones consentidas por la autoridad competente, léanse los Delegados del Gobierno (imputado por prevaricación anda el de Madrid Franco Pardo), lógicamente a instancias del Ejecutivo Central, pues había que dar gusto a la esposa del Vicepresidente Segundo del Gobierno, Pablito Iglesias, alias “El Jorobado de Notre Dame Español” ,o, también, “El Chepas”, a fin de que la nena, Irene Montero, pudiera montar el pollo tras la pancarta, y todo ello, cuando los informes que obraban ya en poder de las autoridades competentes, incluida la OMS; ponían sobre aviso al Gobierno de España y concitaba al mismo a hacer provisiones de material sanitario para lo que se intuía se venía encima de Europa, mas como aquí, en España, siguiendo la estela del Quijotismo de Don Quijote de La Mancha, nos pasamos por el forro las recomendaciones antedichas y más cargados de sinrazones para dar pábulo a un capricho de una Ministra inepta. Esperemos que se lo tomen con más prudencia cuando sea la hora de desfile del Día del Orgullo Gay, porque mucho me temo que el Estado de Alarma tenga su punto y final horas antes de dicho acontecimiento para, al igual que con el Día de La Mujer, se abra la puerta de par en par para permitir ese andrajoso y esperpéntico Desfile, respecto del cual se me hace muy cuesta arriba creer que en el mismo toman parte los verdaderos gays u homosexuales, los cuales, por regla general, llevan una vida normal, sin aspavientos ni exhibicionismo alguno, lo que les hace ser objeto de respeto y consideración, y mucho me temo que todos los participantes en ese dichoso Desfile se alineen más en el ámbito de los pervertidos, depravados y degenerados. Tiempo al tiempo.

Pues bien, como decíamos, entre las cabezas pensantes, es un decir, dados los partos que salen de las mismas, más bien podríamos decir que piensan con el culo, pues de las molondras de los miembros de nuestro Gabinete Central salen paridas a espuertas, sin solución de continuidad, y que ponen de relieve el bajo coeficiente intelectual de quienes tienen entre sus manos los designios de este país, aun hoy, a duras penas, llamado España, y no sabemos si es porque no saben o porque se hacen los tontos o ambas cosas a la vez, lo cual pone en su justo punto la mendacidad de dichas personas. Desde luego, una de las más asiduas y perseverantes en este afán de presentar su candidatura para obtener el premio nacional al más tonto, es la Vicepresidenta Primera del Gobierno, nada más y nada menos, o sea, Carmen “Calva” así llamada en honor a su lucha en pro de la sintaxis de género y que estará muy contenta de tener como colega y correligionaria a la Ministra de Educación, Isabel Celáa, que esta sí cumple sobradamente con los parámetros que persigue aquélla, y sin olvidarnos de su época con el inefable también presidente del Gobierno, en su día, Jose Luis Rodríguez Zapatero, el Sr. Rodríguez, de aquella parida de que “el dinero público no es de nadie”, quizás para justificar a tanto corrupto que ha metido la mano en la Caja Pública de Caudales. Pero no podía quedar ahí la cosa, ya que esto es el pasado, y tenía que significarse en la actualidad para no desentonar con el perfil de sus compañeros de Consejo de Ministros, y así nos encontramos cual Leonarda Da Vinci del siglo XXI, con su alumbramiento de la teoría de la “línea recta en horizontal”, para justificar el mayor impacto del coronavirus en unos lugares en detrimento de otros: “si miras el mapa, Pekín, Teherán, MADRID Y Nueva York, están en línea recta y son ciudades que han tenido un problemón del demonio”, todo con la intención de hacer recaer sobre la Comunidad de Madrid, liderada por el Partido Popular y su incansable Presidenta, Isabel Díaz Ayuso, todo el peso de la epidemia en nuestro país, obviando, quizás por desconocimiento, a no darle el caletre más de sí, que Lisboa y Atenas, se hallan en esa misma línea recta en horizontal, y en ellas el impacto de la pandemia ha sido muy inferior, por ejemplo, a Madrid.

También en esa línea de desparpajo y de hablar por no callar, a fin de justificar lo injustificable, y con el ánimo de llevarse el gato al agua, la Vicepresidenta Cuarta del Gobierno, Teresa Ribera, se tiró a la piscina, sin saber nadar y sin flotador, y quiso dejar una impronta de su preclara mente, con la patochada de que los buenos datos de Portugal se deben a que “está más al Oeste que España y como el virus vino del Este les dio más tiempo a reaccionar”, sin tener en cuenta, como la Vice Primera, otra salvedad, que al este de España y más cerca de Pekín, se encuentra Grecia, y allí, ídem de ídem, el impacto de la pandemia ha sido muy inferior al de España.

Pero como no hay dos sin tres, y todos quieren catar caldo y aportar su granito de arena a la Academia de la Imbecilidad, el Ministro de Ciencia, ¡nada más y nada menos!, Pedro Duque, quiso poner su huevo, para justificar la mortandad en España, con un “se están muriendo personas que en otros países ya habrían muerto”. O la del Ministro de Universidades Manuel Castells, acerca de que “copiar bien” en los exámenes, constituye un mérito del alumno.

Pero siendo graves y nauseabundas estas reflexiones, mayor, como no podía ser menos, por partir del propio Presidente del Gobierno, tras su tremendo falsario pacto, con Podemos y Bildu, a cuenta de comprometerse a derogar íntegramente la Reforma Laboral, incluso antes de finalizar el Estado de Alarma, es para alarmar, desde luego, al país entero, y todo ello, con la única finalidad de asegurarse las prórrogas del citado Estado de Alarma, manifestando que la culpa del pacto antedicho es el Partido Popular, por no abrirse de patas ante el Ejecutivo en Pleno, poniéndose a plena disposición del mismo y, como ya anuncié en su momento, acarrear, al final, con toda la responsabilidad en que ha incurrido y sigue incurriendo un Ejecutivo, que como también he dicho y repito, a estas horas debería estar depuesto y puesto a buen recaudo. Mas, como también he repetido hasta la extenuación, quien debe mover ficha al respecto, su Majestad el Rey de España, Felipe VI, se llama andana, incapaz de tomar las riendas y coger el toro por los cuernos, a la vista de que España y los Españoles vamos cuesta abajo y sin frenos, hacia el debacle, la hecatombe y el desastre, pero no deja de dedicarse a su hobby favorito, al parecer, que no es otro que hacer el canelo: la última, su aparición, dicen que “por sorpresa”, a las cinco de la madrugada, acompañado de su esposa, en Mercamadrid, que no sé yo qué misión de Estado le llevaron a tal lugar, salvo que fuera para aprender lo que es una lechuga o una merluza, por la cara de sorpresa que se les veía en el rostro ante su exhibición.

MIGUEL-ÁNGEL VICENTE MARTÍNEZ

27 DE MAYO DE 2.020

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios