www.albaceteabierto.es
El Hospital de Albacete contrata a un millar de sanitarios para hacer frente al coronavirus
Ampliar

El Hospital de Albacete contrata a un millar de sanitarios para hacer frente al coronavirus

jueves 11 de junio de 2020, 12:34h

La mayor parte de los nombramientos efectuados se han prorrogado para garantizar la continuidad asistencial y para la correcta cobertura del periodo estival.

Desde la declaración por parte de la OMS del estado de pandemia por SARS-CoV-2 el pasado 11 de marzo, la GAI de Albacete desplegó un Plan de Contingencia para intentar responder a las necesidades asistenciales causadas por la crisis sanitaria.

Albacete, 11 de junio de 2020.- La Gerencia de Atención Integrada de Albacete, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, ha realizado un total de 1.035 contrataciones desde el inicio de la pandemia por Covid-19.

Cerca del 40 por ciento de las contrataciones están vinculadas a enfermería, categoría profesional con más contrataciones, 406, seguida de 262 TCAE's, 84 facultativos y 70 celadores, entre otras. La mayor parte de estos nombramientos se han prorrogado para garantizar la continuidad asistencial y para la correcta cobertura del periodo estival.

La gestión de Recursos Humanos y la necesidad de realizar nuevas contrataciones fue una de las primeras medidas implantadas por la GAI de Albacete dentro de su Plan de Contingencia frente al Coronavirus, nombramientos temporales eventuales avalados en cuanto a su urgencia por la Orden 33/2020, de 14 de marzo, de la Consejería de Sanidad.

Desde la declaración por parte de la Organización Mundial de la Salud del estado de pandemia por SARS-CoV-2 el pasado 11 de marzo, la GAI de Albacete desplegó un Plan de Contingencia para intentar dar respuesta a las necesidades asistenciales causadas por la crisis sanitaria. Se diseñaron nuevos circuitos asistenciales y se cambió la funcionalidad de distintos espacios con el objetivo de reorganizar la actividad en el Complejo Hospitalario Universitario de Albacete.

Las medidas recogidas en el Plan de Contingencia se concibieron para optimizar los recursos hospitalarios. En el Servicio de Urgencias se diseñaron dos circuitos diferenciados con el objetivo de proteger a los pacientes y profesionales de los riesgos de la infección por SARS-CoV-2, y se cambiaron de ubicación y acceso las urgencias pediátricas y de toco-ginecología.

Se crearon dos salas de pre-ingreso, una en la sala de espera de pacientes de Urgencias y otra en la sala de espera de familiares de pacientes críticos, con capacidad para 44 camas, dotadas de oxigenoterapia y con supervisión facultativa y de personal de enfermería, para pacientes que precisaban ingreso en planta y que estaban pendientes del resultado de la prueba de coronavirus Covid-19.

Estas salas, así como otras medidas implementadas del Plan de Contingencia, permitieron ampliar la capacidad de encamación convencional del CHUA en 233 camas. Entre esas medidas destaca la creación de una unidad de hospitalización en la Sala de Fisioterapia del Hospital Perpetuo Socorro; el traslado de la hospitalización de agudos de Salud Mental y la UTCA a la Unidad de Media Estancia, centro dependiente de la Diputación Provincial de Albacete, quedando disponible toda la planta cuarta del Hospital Perpetuo Socorro; el traslado de los postpartos a la Clínica Quirón Santa Cristina y a la planta de Pediatría del Hospital General, disponiendo así de la hemiplanta primera derecha; se optimizan todas las habitaciones con la tercera cama y se acondicionan las salas de espera de las Consultas Externas del Hospital Perpetuo Socorro que se convierten en unidades de hospitalización.

El ágil trabajo de los profesionales el Servicio de Mantenimiento permitió dotar de oxígeno a todas esas camas, al realizar todas las instalaciones necesarias en las áreas que se precisaba poner en marcha. Además, fuera de los muros del CHUA, se habilitó un espacio en la Facultad de Medicina, con 145 camas con toma de oxígeno, ampliable a 198.

Tras el avance de la pandemia, las necesidades de cuidados críticos condicionaron la necesidad de habilitación progresiva de nuevas áreas pasando de 30 a 96 camas de críticos de adultos. La UCI-Polivalente se amplió de 12 a 48 camas al crecer en las áreas de UCI Coronaria, Broncoscopia e Imagen cardiológica, Hospital de Día Médico y Unidad de Soporte a Procedimientos. La UCI-Anestesia pasó de 12 a 44 camas con los espacios de la Unidad de Recuperación Post-Anestésica y Bloque Quirúrgico del Hospital General, y de la Unidad de Recuperación Post-Quirúrgica y el Área de Adaptación al Medio del Hospital Perpetuo Socorro. Además, la UCI Coronaria cambió de ubicación, montando una Unidad en el Área de Hemodinámica con 4 camas.

Asimismo, prácticamente la totalidad de áreas de los centros hospitalarios adoptaron distintas medidas para adaptarse a la nueva situación. El Servicio de Microbiología ha desempeñado un papel decisivo, con disponibilidad 24 horas al día y con el soporte de la Unidad de Investigación y del CRIB-UCLM para el análisis y determinación de las pruebas microbiológicas. Además, servicios como Farmacia, Bloque Quirúrgico o Radiodiagnóstico, han supuesto un apoyo decisivo al resto de servicios médicos. Desde la Dirección de Gestión, servicios como Limpieza, Lavandería, Cocina, Logística o Seguridad, se reforzaron para hacer frente a la mayor presión asistencial y de prestación de servicios.

Atención Primaria y Centros Sociosanitarios

En el ámbito de Atención Primaria los centros han permanecido abiertos para atender la demanda urgente, y realizar seguimiento, telefónico y domiciliario, de los pacientes que precisaran atención sanitaria. Asimismo, se ha mantenido la actividad relativa al programa de vacunación infantil, y control y seguimiento del embarazo.

El trabajo de los profesionales de Atención Primaria ha sido y es fundamental para el mejor control de la epidemia, lo que ha llevado a la implantación de la “Estrategia de vigilancia activa para detección precoz y seguimiento clínico de casos de COVID, así como la identificación y seguimiento de los posibles contactos”. El SESCAM ha creado la figura de la enfermera de vigilancia epidemiológica que, en coordinación con los médicos de familia, realiza el rastreo de los contactos de casos confirmados para facilitar el diagnóstico precoz y prevenir, con las medidas de aislamiento, la expansión del virus.

La GAI de Albacete ha dado apoyo a la red de centros sociosaniarios, medicalizándolos y acompañando de forma presencial con geriatras, médicos de familia y personal de Enfermería de la GAI, al personal sanitario de los propios recursos residenciales, en el diagnóstico y en la toma de decisiones.

Desescalada

En el proceso de desescalada, la GAI de Albacete ha ido adoptando medidas en distintas fases que se basan en los indicadores sanitarios, el nivel de transmisibilidad del Coronavirus, la seguridad de los pacientes y profesionales, siguiendo las recomendaciones del Ministerio de Sanidad y de la Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha.

Tanto en Atención Primaria como en Atención Hospitalaria la desescalada se realiza de forma gradual. Si se debe acudir a un centro sanitario, el paciente debe hacerlo siguiendo las instrucciones de los profesionales y cumpliendo con las medidas de prevención: distanciamiento social, higiene de manos y uso de mascarilla.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios