La verdadera razón por la que todo el mundo quiere un termo de café

La verdadera razón por la que todo el mundo quiere un termo de café

lunes 01 de febrero de 2021, 11:25h
Cuando cuentas con una cafetera italiana, de goteo, o similares, podrás hacer gran cantidad de tazas de café de una sola vez. Esto puede ser una ventaja frente a las de unidosis, especialmente si tomas mucho café al día, o tienes vives con una gran familia, o estás en una oficina donde varios compañeros consumen café

El problema de esto es que se enfriará rápidamente si no cuentas con termos de café.

Afortunadamente, los termos de café pueden conservar la temperatura de tu café durante más tiempo. Y al estar cerrados herméticamente, también van a preservar durante más tiempo algunas propiedades, como su aroma. Pero, para conseguir los mejores resultados, deberías conocer una serie de características que debe tener tu futuro termo…

Ventajas de un termo de café

Si tienes dudas sobre si realmente necesitas un termo de café o no, deberías conocer algunas de sus ventajas:

Mantienen la temperatura del líquido. No solo sirven para café, también para otras bebidas.
Herméticos. Al tener estanqueidad, permiten llevar tu bebida favorita donde necesites sin peligro de que se derrame.
Sencillez. Algunos te aportan sencillez para que puedas tomar tu bebida cuando quieras, ya que suelen incluir una tapa-taza. Otros también son tipo vaso y permiten beber fácilmente directamente de ellos. Eso te permitirá tomar tu café de camino al trabajo, o donde quieras…

Por tanto, será tu mejor aliado cuando has preparado una gran jarra de café y quieres beberla en varias veces durante el día. O para llevarte tu café calentito a donde necesites, como a tu puesto de trabajo, para beber en el transporte público, etc.

Elegir un buen termo de café

Si estás buscando termos de café baratos y con las mejores calidades, tienes que saber que existen multitud de marcas y modelos donde elegir. Por ejemplo, puedes encontrar los termos Milu, que se han popularizado bastante, además de otras muchas firmas no tan conocidas.

Sea la marca que esa, tienes que buscar siempre un termo de calidad que reúna una serie de características para no arrepentirte de tu adquisición:

Capacidad: es primera característica donde fijarse, ya que de poco sirve un termo de calidad y funcional si no cubre la capacidad de líquido que quieres almacenar. Pueden ser de muy diversos tamaños, tienes que seleccionar siempre el de la capacidad adecuada para tu caso.
Aislamiento: la segunda cosa que debes vigilar es el material o tipo de aislamiento. De ello va a depender la cantidad de horas que puede preservar la temperatura del líquido que contiene. Los que tienen doble capa y aislamiento por vacío mantienen muy bien la temperatura. Luego están los de aislamiento por aire, más económicos, pero que mantiene menos tiempo la temperatura. Y, por último, también está el aislamiento con espuma, un material aislante térmico que puede ser una buena opción intermedia entre las dos anteriores.
Material exterior: no es tan crítico como el aislamiento, pero es mejor que sea de un material como el acero inoxidable para mayor durabilidad. Los de plástico están bien, pero son más sensibles a golpes.
Mantenimiento: tras cada uso, se deben lavar. Para que sea más fácil su limpieza, fíjate siempre en los modos de lavado que acepta. Algunos de los termos de café aceptan lavado en el lavavajillas, lo que resulta una ventaja.
Extras: también puede ser interesante que tengan asas para poder coger el termo más cómodamente para servir la bebida, o que dispongan de una tapa-taza, para poder servirte una taza donde te apetezca sin necesidad de tener que llevar una taza encima. También existen algunos que son formato vaso, con una capacidad más reducida y que te permiten quitar la tapa y beber cómodamente su contenido directamente desde ellos… Esto es cuestión de identificar para qué usarás tu termo y elegir el que mejor se adapte a tus necesidades.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios