Seguimos privados de libertad. No lo entiendo

domingo 04 de abril de 2021, 11:36h

Ha pasado más de un año y el coronavirus nos acompaña cada día en España y lo hace con medidas que no puedo entender.

Siguen pasando los días y continuamos privados de libertad. A los políticos les gusta eso de controlar a los ciudadanos, de privarles de su libertad, de dominar sus movimientos, de sentirse seres superiores. Creíamos, al menos así lo pensaba yo, que esto era cosa de Pedro Sánchez y ese rancio comunismo que hay en su gobierno, pero no, está en muchos políticos más y de todo signo.

Está a la cabeza el presidente de las 17 ‘Españas’ pero cuando dejó el mando a los presidentes regionales la cosa no cambio, ha ido a peor. El 9 de mayo se cumplen seis meses del último estado de alarma aprobado, un estado de alarma que esencialmente ha servido para dos cosas, demostrar que España no existe, que tiene 17 países con sus respectivos presidentes absolutistas y que los políticos, y que el gusto por controlar, asustar y amedrentar a la ciudadanía no tiene signos políticos.

Yo me imagino esto con un gobierno de derechas en Madrid y las calles arderían cada día, más o menos como lo que hemos visto en Cataluña por diferentes motivos en los últimos meses. Pero claro, los que salen a la calle a incendiar contenedores y pasar por mártires son los mismos que están en el gobierno y están callados como …..

La gente normal, la que trabaja si le dejan, la que estudia si le abren la universidad, la que aporta su granito de arena a la hacienda pública, con su nómina, empresa o autónomo, esa no sale a la calle. Lo desearía pero no sabe cómo hacerlo. Lo haría si pudiera, porque deseos a la gente normal no le faltan, y tampoco le faltan razones.

No voy a entrar en la gestión de la enfermedad ni en la vacunación. Se resumen simplemente en apuntar que más o menos ha sido la misma, una catástrofe, un asco.

Me centraré en dos aspectos, en el covid nocturno y en el viajero. Es decir, a partir de las 22, 23 ó 24 horas, según regiones y épocas, el coronavirus es mucho más peligroso que por el día. Eso al menos es lo que puede entenderse del toque de queda. Por el día hay ‘barra libre’ para hacer lo que se quiera, la gente entra a los pubs a las cuatro de la tarde, se pone hasta las cejas de alcochol, se comporta en algunos casos de aquella manera y…. no pasa nada. Es de día. Lo peor viene por la noche.

Lo mismo que en supermercados atestados de gente, en grandes almacenes o simplemente en cualquier tienda o negocio.

Pero lo malo solo existe por la noche. Y no digo yo que cierren todo, nada más lejos. Lo que pienso es que el toque de queda solo sirve para controlar a la gente, arrinconarla, amedrentarla y dominarla, quitarle la libertad de moverse, encerrarla en casa, demostrarle que los políticos mandan en ellos, que son piezas a las que se puede mover. Piezas que dan gracias cuando se les deja ir o venir una hora después. Eso quieren los políticos, sentirse seres superiores.

La otra medida que no hay por dónde cogerla y que personalmente aún me molesta más es quitar la libertad de movimientos dentro del mismo país. A no ser que esto no sea un país y sea un conjunto de regiones impuestas con la llegada de la ‘nueva democracia’.

¿Es de recibo que alguien de Albacete, Toledo, Cuenca o cualquier otro lugar de Castilla-La Mancha no pueda ir a Madrid, Extremadura, Valencia, Avila, Murcia, etc? No hay persona humana con tres dedos de frente que lo entienda.

Al inicio de la pandemia, cuando en unos sitios había casos y en otros no pudo tener lógica hacerlo como país, y no se hizo. Al revés. Incluso en la desescalada del gobierno de España lo que servía era el número de casos de una ciudad en comparación con otra para poder moverse, ahora no. ¿Dónde está la lógica?

Que yo sepa España la componen todas las comunidades autónomas y lo lógico sería poder movernos por donde quisiéramos. Y el colmo de los colmos es que yo español y pagano (de pagar impuestos) no puedo ir a ver a mi familia, amigos, o simplemente ir a la playa o montaña de otra comunidad, simplemente porque un político irresponsable y dictador ha decidido que no puedo moverme por España. En cambio sí puedo venir a cualquier sitio de España si vivo fuera de nuestro país, o si soy extranjero con ganas de venir a España.

Señores políticos, les gusta mucho controlar y dominar al personal, son dictadores en su fondo y dan un poco de asquito.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios