www.albaceteabierto.es

De tipos peligrosos

Por Miguel Ángel Vicente
miércoles 14 de abril de 2021, 03:25h

A propósito de la pretensión de que más de 100.000 perros podrían dejar de ser considerados “ potencialmente peligrosos” (PPP), si prospera el cambio legislativo en el que trabaja el Gobierno, según estimaciones de la Real Sociedad Canina de España (RSCE), conforme a sus propios registros, de modo que estos animales se liberarían de la estigmatización que supone esta figura, que criminaliza tanto a los cánidos como a sus tutores o propietarios. Caso de prosperar el cambio legislativo no se tendrá en cuenta la raza, sino el manejo del animal para evaluar su peligrosidad: ¿ se abrirá una escuela canina para calibrar el manejo del animal?. Ahora que con arreglo a la LOMLOE (nueva ley de educación programada por Isabel Celaá) los alumnos pasarán de curso, aunque suspendan hasta el Sursum Corda, egresados por amor al arte y desprovistos de memoria y conocimientos, va a resultar que los perros tienen que empezar aprender a leer. Por lo que el calificativo de “peligrosos” o de “peligrosidad”, habrá que extenderla a los humanos especialmente a los políticos.

Dentro del Retroprogresista Criminal Gobierno de España, sentaban sus antifonarios, tres tipos a los cuales, por sus actos los conoceremos y desgraciadamente ya los conocemos, tal como sentenció Jesús de Nazaret en sus predicaciones, que no son otros que el propio Presidente, el Pseudo-Doctor-Sánchez, alias “Pinochón” (ya sabemos, un Falcón para él y su señora, y otro y ya, quizás, dos, para su nariz o sus napias), el que ocupara la plaza de Vicepresidente Segundo y Ministro de Asuntos Sociales y de la Agenda 2.030, Pablito Iglesias, alias, entre otros, “El Jorobado de Notre Dame Español”, y últimamente “El Moñas”, y quien ocupara una plaza en la Audiencia Nacional, con notable éxito judicial, “juez estrella” le apodaban (y ahora cabría denominarle “Ministro estrellado”), el aún hoy, Ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, sin que quepa exonerar de peligrosidad a los demás miembros del actual Ejecutivo, tanto los constantes como los nuevos incorporados, pues hay una cosa clara y es que las decisiones del Consejo de Ministros son colegiadas y, por tanto, ante tantísima disposición legislativa arbitraria y, en algunos casos, bastantes, rayanas en la ilegalidad cuando no inmersas directamente en ésta, afectan a todos sus miembros, los cuales, por mucho que quieran distanciarse de algunas de ellas y critiquen, con la boca pequeña, acciones u omisiones flagrantes, no es óbice para exculparles, pues si tan monstruosas, en ocasiones, les parecen esas decisiones, lo correcto en una persona, con principios morales y éticos, y con dignidad y escrúpulos, sería tirar la toalla y renunciar a seguir ejerciendo el cargo de Ministro o Ministra y proclamar alto y claro sus razones para adoptar tal decisión, pongamos que hablo, entre otros, de la Ministra de Defensa, Margarita Robles, la cual siempre en los medios de comunicación se la considera una persona elocuentemente digna, pero que se infecta de indignidad en tanto en cuanto sigue aposentando su antifonario en la poltrona ministerial y participa de las decisiones y dicterios que manan del Gobierno al cual prometen fidelidad y que, en la mayoría de los casos, vulneran la legalidad vigente y tienden, de un modo directo y obsceno, a sumir a los españoles en el pozo de la miseria, la ruina y la pobreza, con su corolario de la “hambruna”, muestra de lo cual, sin ambages, son las múltiples colas, llamadas del “hambre”, en las que se hacinan los carros de la compra a la puerta del Banco de Alimentos, de Cáritas Diocesana, de las Parroquias y demás Organizaciones No Gubernamentales que tengan a bien socorrer a nuestros conciudadanos de la penuria de perecer por inanición. Por tanto, esa responsabilidad es al igual que las decisiones, también colegiada y se extiende como una mancha de aceite o como un virus infectante a todas las alcantarillas del Gobierno.

Mas, dentro de esta peligrosidad, brilla con luz propia la del ex-Vicepresidente Segundo, Pablito Iglesias, líder de Podemos, que aún debe estar arrepintiéndose de haber dejado la poltrona ministerial, pues este abandono le deja fuera del escudo protector del “Aforamiento” (contra el que luchó hasta la extenuación en sus días de glorioso perroflauta, desde aquellas jornadas, ya olvidadas por el interfecto, de su desembarco en la Puerta del Sol, bajo el techo de una caja de cartón, y que, en realidad, es lo que le va y lo que le mola, el mitin callejero, la arenga a la violencia y el odio a muerte de sus adversarios, más bien, de todo aquél que se interpone en su camino, hacia la devastación de este país, aún hoy, a duras penas, llamado España). Y dentro de esta peligrosidad, sustentada en un cainismo exacerbado, en un resentimiento cruel y sin límites, en un rencor a muerte, de todos quienes, como ya he dicho, osan contradecirle, es lo que le hace especialmente peligroso, peligrosidad que irá in crescendo al unísono de cómo vaya avanzando la campaña para las elecciones autonómicas de Madrid, Capital del Imperio y de la Nación Española, cuya toma ya se intentó con arreglo a la estrategia diseñada por el gurú de la Moncloa, Iván Redondo, con las múltiples y sucesivas mociones de censura, comenzando por la de la Comunidad de Murcia, en la que la noche de los cuchillos largos no llegó a triunfar, debido a la sensatez de cuatro diputados de Ciudadanos que se pasaron al bando rival y los que se quedaron en su escaño y no se adhirieron a la maniobra sanchista para descabalgar de la Comunidad al Pepero Fernando López Miras; siguiendo, como una traca, con la presentada en la Comunidad de Castilla y León, con un sonoro y tremendo fracaso, dada la valentía y la fortaleza con la que Francisco Igea, declaró su fidelidad al pacto con el Partido Popular, y las que se avecinaban en Madrid, que es la que le importaba al Pseudo-Doctor-Sánchez ( que tiene clavada en el corazón esa espinita de no dominar en la Capital de España, tanto en la Comunidad, como en el Ayuntamiento), cortada de raíz con la decisión valiente y audaz de Isabel Díaz Ayuso, de disolver las Cortes Regionales y convocar elecciones, ante cuya jugada, tanto el PSOE como Podemos, tratando de subvertir el orden legislativo y constitucional, presentaron sendas demandas, a cuenta de no haberse publicado en el Boletín Oficial de la Comunidad tal decisión, para que prosperasen las mociones de censura presentadas, fuera de plazo y de lugar, para arrebatar, de una manera chusquera, obscena e ignominiosa, la Presidencia de la Comunidad a la dicha Isabel Díaz Ayuso, y seguramente la que también se preparaba sobre la Comunidad Andaluza, que ni siquiera se presentó, porque Marín, el líder de Ciudadanos en dicha Comunidad, mostró su resuelta decisión de no traicionar el pacto de Gobierno firmado con el PP y apoyado por VOX. Como se ve, se pretendía causar un terremoto a nivel nacional, liderado por el Pseudo-Doctor, en connivencia con el Podemos de Pablito Iglesias, y la falsaria e inoperante, Inés Arrimadas, que ha visto, cómo a consecuencia de su alineamiento con el Pseudo-Doctor para subvertir el orden constitucional, le ha supuesto el rejón de muerte para su partido, y anda buscando aún , con los restos del naufragio, el proyecto o programa, de un partido que, aparte de quedar en los huesos, ha perdido su razón de ser y sólo puede dirigir sus pasos hacia la disolución y extinción, como les ocurriera a la UCD y a UPyD.

Pues bien, tras ese arrebato del “Niño de Vallecas”, en términos taurinos, o sea, de Pablito Iglesias, éste ha tomado la decisión de abandonar el Retroprogresista Criminal Gobierno de España, pero no por las razones de salvarse de la quema de sus decisiones colegiadas y mucho menos por discrepar de las mismas, muchas de las cuales llevan su puño y letra, sino para evitar el colapso de su propio partido, en declive, desde que el Niño abandonara la caja de cartón, donde pernoctaba, y la sustituyera por un Casoplón en la nada obrera urbanización de Galapagar ( en cuyos jardines, bien pudiera poner de manifiesto su filosofía de dar cobijo a los vulnerables, mas ya sabemos que una cosa es predicar y otra dar trigo, y que la casa que se la ocupen a otros), debiendo haberse descabalgado de la Vicepresidencia, que pretendía mantener hasta el mismo 4 de Mayo, fecha de la apertura de las urnas, y ha quedado, como uno más, a las puertas de un Juzgado, al perder la pantalla del aforamiento. Y como quiere seguir dando ejemplo de jornalero y pobretón, amén de haber abandonado Vallecas, de donde juró y perjuró no salir jamás para conocer de primera mano y en directo los problemas de los vulnerables y los dejados atrás, reclama, para unir a su más que amplia fortuna, los 5.316 euros al mes por ex-Vicepresidente, entre otras cosas, porque a nadie le amarga un dulce, mas si comparamos ese subsidio con el mismo salario mínimo, que el propugnó nos encontramos con un ejemplo más de cómo se las gasta el que iba a luchar contra la “casta política” y que se ha visto inmerso dentro de ella hasta las cejas, y aún tiene el arrojo de demonizar a Isabel Días Ayuso, a la que acusa de criminal y de que la va a meter en la cárcel, sin darse cuenta de que el que sobra es él, que, por cierto, no ha dado palo al agua, mientras ejerció de Vicepresidente Segundo, pues no hizo nada para salvar a los ancianos en las residencias de ídem, durante la pandemia, se ha escondido a cuenta de las violaciones de menores acogidas y tuteladas por el Gobierno Balear, ha enmudecido ante la condena por abusos sexuales del esposo de la Vicepresidenta de la Generalitat Valenciana, Mónica Oltra, se arroga el derecho de dar licencia para ir a Vallecas, cuando el que debe salir de allí corriendo y no maltrecho por la guardia de seguridad que lleva el nene, y promete demoler el Zendal si coge cacho en la Comunidad de Madrid, o sea, todo muy positivo, alentando, si no enviando a las hordas vandálicas a liarla en Madrid, con tal de perjudicar a Isabel Díaz Ayuso y a Vox, Cabe preguntarse de lo que será capaz este sujeto si las urnas le dan un varapalo de la dimensión que se merece. ¡Ojo al parche!.

PD: Tal como afirma Federico Jiménez Losantos en su artículo del pasado lunes, en el diario El Mundo, “Fernanda yo te creo”, víctima del acoso de dos podemitas que van dejando “malahuellas” por donde pisan y pasan.

MIGUEL ÁNGEL VICENTE MARTÍNEZ

14 de abril de 2021

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios