¿Hasta cuándo?

Por Miguel Ángel Vicente
miércoles 26 de mayo de 2021, 04:41h

Eso: ¿hasta cuándo vamos a seguir soportando las diatribas y dicterios del iluminado Pseudo-Doctor-Sánchez, alias Pinochón ( por aquello de un Falcon para él y su Pseudo-Catedrática Señora –directora de la “Cátedra Extraordinaria de Transformación Social Competitiva” de la Universidad Complutense de Madrid, sufragada con 120.000´00 euros por la Caixa o lo que se llame ahora y Reales Seguros, lo que se dice en romance paradino “ Una puesta a huevo”- y otro o varios más para asentar sus supercrecidas napias), a la sazón Presidente del Retroprogresista Criminal Gobierno de España?.

¿ Hasta cuándo vamos a seguir permitiendo que toda esta cohorte de ineptos, de incapaces, de sepulcros blanqueados por fuera, mas por dentro llenos de pobredumbre y miseria, continuen ejerciendo de prestidigitadores usando a España y a los españoles como “Conejillos de Indias” ?.

¿Hasta cuándo vamos a seguir consintiendo que esta panda de energúmenos, trileros y truhanes siga jugando a la ruleta rusa con España ( un país con más de quinientos años de gloriosa historia, en el que en tiempos de Felipe II constituía un imperio en el que no se ponía el sol)?.

¿Hasta cuándo vamos a seguir tolerando las inanes e inicuas iniciativas que salen, como abortos de las ideas, de la cabeza del gurú monclovita, Iván Redondo, y que su drogado Presidente lance a los cuatro vientos, asumiendo un papel de vendedor de crecepelo o de fantasías sólo existentes en la mente diabólica y psicopática de cuantos siguen adorando al becerro de oro ( es un decir, porque, a decir, valga la redundancia, verdad, más bien se trata de un ídolo con los pies de barro y un corazón inerte de piedra y desprovisto de alma y sentimientos)?.

¿Hasta cuándo vamos a seguir resistiendo la insoportable situación por la que atraviesa España, con enorme perjuicio para el país y para los españoles, con origen en el malhadado día en el que esta ralea de trepas, de bandoleros, de arrebatacapas, llegó al Gobierno de España, y en el que siguen erre que erre, saltándose la ley a la torera, incumpliendo las obligaciones que, en su día, juraron o prometieron cumplir, en pos del bien común y del interés público y general de la nación?.

El vaso no es que esté a punto de desbordarse por la última gota, sino que el vaso viene estando desbordado desde hace ya semanas, meses, años, desparramándose el agua con cada nuevo bofetón que estos cantamañanas e ineptos le dan a la Constitución Española y al Ordenamiento Jurídico en general, sin que, a esta fecha, nada ni nadie, parece ser capaz de poner freno a este desenfreno que está dejando, repito, a España y, por ende, a los españoles, sumidos en la ruina, la pobreza y la miseria. Y una vez más apelo al sentido común, si lo tiene, de su Majestad, Don Felipe VI, actual Rey de España ( que debe dejar ya de una puñetera vez su papel de mero convidado de piedra y de palmero, junto a su insigne esposa, la Reina, Doña Letizia, porque su obligación constitucional y de justicia es velar por el buen funcionamiento de las instituciones públicas, y poner freno a los desmanes que, sin solución de continuidad, brotan de las decisiones de un Consejo de Ministros, hipertrofiado, indolente, impotente y negligente, por voluntad y por azar, desarbolado e incapaz de ofrecer una política coherente y razonable, fundamentalmente a raíz de la pandemia derivada del coronavirus, con sus efectos dramáticos en el ámbito social, sanitario y económico, con solvencia para dirigir los designios de un país que, a día de hoy, está en zozobra permanente, con unos dirigentes que, en realidad, sólo están para servirse personalmente del poder, siendo la prueba del algodón que a la vista de la penuria económica por la que atraviesa el país, no se haya oído dentro del Gabinete ninguna voz que se dirija a reducir el elefantiásico Consejo de Ministros, ni siquiera el mínimo retoque de sus caudalosas retribuciones.

Y, ejemplo, en el que debiera mirarse el Monarca Español, lo tenemos cerca, aquí, al lado, en la Italia de los Médicis, en las que el Presidente de la República Sergio Mattarella, cargo análogo al del Monarca Español, viendo la deriva que conducía al país hacia el precipicio, no se ha andado con chiquitas y ha obrado como debe hacerlo un Jefe de Estado, velando por el bienestar del país Transalpino y de los italianos, que para eso le pagan y es la propia razón de su existencia, y ha dado un golpe de mano, un puñetazo en la mesa, tan fuerte como era exigible por lo que se jugaba, y ha designado como Primer Ministro, a dedo, al que fuera Director del Banco Europeo (BCE), Mario Draghi, con un amplio y exitoso currículum al frente de este organismo Financiero Europeo, y le ha encomendado el Gobierno de la Nación, acatando tal decisión todos los políticos y politicastros de turno, sin rechistar, dando muestras del papel que debe desempeñar, por mor de su cargo, Jefe del Estado, en pro de bienestar general de los ciudadanos italianos, con un aditamiento más, que hace más, valga la redundancia, grande a un Draghi, que, en aras de servir de ejemplo edificante para las huestes políticas de su país, ha renunciado a su sueldo, cosa que sería impensable en este país, aun hoy, a duras penas, llamado España, en el que los chorizos andan siempre abiertos a cualquier cambalache que les permita sumar unos dígitos más a sus cuentas corrientes, sin importar la vía de donde procedan los fondos y sin calibrar siquiera moral y éticamente, si ante el panorama que nos asola, hacen bien con su actitud, y no hay que ir muy lejos con el ejemplo que nos ha dado Pablito Iglesias, alias, entre otros, “El Moñas” (aunque ahora, como la mona, se vista de seda), otrora Vicepresidente Segundo del Retroprogresista Criminal Gobierno de España, que no tardó ni un minuto en exigir los 5.316´00 euros del ala, a que durante un año, tiene ¿derecho? a percibir por su cese como tal, que lo tendrá, pero que dice muy poco en aras de esa ética y esa moral que el líder del 15M predicaba en cuanto a ayudar a los más vulnerables y en que nadie debía quedarse atrás, mas ya sabemos y demostrado está, que esas grandilocuentes palabras iban dirigidas a sus propios “egos”, porque lo de los demás, sean vulnerables o no, les importa un carajo a toda esa nueva casta que ha asumido lo peor de la casta que decían que venían a reemplazar.

Y, en ese tomarle el pelo a los españoles, se ha dado con el nuevo conejo sacado de la chistera, a instancias de un Iván Redondo, que ya debiera entonar el mea culpa y hacer mutis por el foro, cual es el proyecto de futuro denominado “ España 02050” ( sin que se sepa a ciencia cierta qué significa ese cero a la izquierda, que hablando en literatura matemática es la nada, y como recuerda nuestro refranero, tan certero, como siempre, tan puñetero, “ Ser un cero a la izquierda” es tanto como “ser un inútil, un incapaz; no valer para maldita la cosa. En definitiva, no ser nada, como nada son, en aritmética, los ceros puestos a la izquierda de una cantidad”, en cuyos términos se expresa Luis Junceda, en su Diccionario de Refranes, Dichos y Proverbios, y que define por sí solo el grado de intelecto del principal propulsor de esta nueva “chorrada”, Iván Redondo, y de esos 100 expertos que dicen que han elaborado el documento que contiene las bases para convertir al país patrio en uno de los mejores, si no en el mejor, del mundo, en conocimiento y bienestar, que , en realidad, ya de entrada, en eso del conocimiento, con la nueva Ley de Educación de Isabel Celaá ( con dos “aes” y encima una acentuada: ¡Toma del frasco Carrasco, o sea, Carmen Calva Poyata, que tirita de envidia!), me parece que vamos para atrás como los cangrejos, pues más bien, dicha ley está encaminada a sacar bachilleres en plan industrial, aprueben o suspendan sus cursos, ¡qué más da!, si nos dirigimos al País de Jauja, aquél en que a los perros se les atará con longaniza, hacia ese País de Alicia, de las Maravillas, en el que el paro habrá desaparecido, el sueldo de los trabajadores superará al de los Ministros ( ¡ojo, Unai Sordo - CCOO- y Pepe Álvarez –UGT-, que ante tales vacas gordas, probablemente desaparecerán los sindicatos y tendréis que ganaros las lentejas con el sudor de vuestra frente!), a los jóvenes se les darán casi gratis et amore viviendas de lujo, la jornada laboral pasará a 35 horas semanales, o quizás, menos, si se aplica la teoría de Iñigo Errejón ( por cierto, ¿cuál es el paradero de los cincuenta millones de euros que el Gobierno le ha concedido para el estudio de tan preclara propuesta?), viajaremos andando para no contaminar, compartiremos vivienda ( que eso nos hará más sociales y beatíficos), podremos ocupar las viviendas vacías por el morro, etc, etc., aun cuando hay que reconocer que también contiene postulados negativos que habrá que limar con el tiempo y una caña, tales como que se propondrá trabajar más años (así cuidaremos las pensiones para los tres o cuatro que puedan acceder a ellas) y, lo peor, se elevarán los impuestos hasta el infinito, mas, seguramente, los pagaremos a gusto, pues por aquél entonces el ciudadano será un cuerpo robotizado, en el que, entre cucharada y cucharada, mientras come, lanzará un “gloria” al Pseudo-Doctor-Sánchez, benefactor y dador de bienestar hasta la extenuación. Amén de los 255.000 inmigrantes o migrantes ( a gusto del consumidor) al año, habiendo hecho ya un experimento con la invasión reciente de jóvenes marroquíes, que es lo que ocurrirá cuando acabe de hinchársele los cataplines al Rey de Marruecos, Mohamed VI, ante la abulia, la indolencia, la inhibición y el pasotismo del Pseudo- Doctor-Sánchez y la Ministra de Exteriores, Arancha González Laya, ¡que vaya perla para tal cargo!, y que demuestra que no pintamos “ná” en el ámbito Internacional, y ante el silencio del Presidente de EEUU, Joe Biden, que respalda cien por cien al Monarca alauita, y que aún tiene en espera o en modo avión el teléfono de nuestro efebo Presidente, al que, quizás, tenga a bien llamar cuando las ranas críen pelo, señal de que para el inquilino del Despacho Oval, supuestamente de izquierdas, el Pseudo-Doctor-Sánchez es una marioneta, un pelele, un personaje de poco fiar y así lo demuestra con su actitud.

Claro está, que los meapilas, los empresarios del Ibex que tuvieron a bien comparecer para hacer de palmeros del Rey Desnudo, así como algún medio de Comunicación, como el Diario “El País”, que titula, en su editorial del pasado Viernes, 21 de este mes y año, “Luces Largas” (¡Ojo que el manejo de éstas requieren una cierta pericia para no cegar al que viene de frente!) y “España 2050 es una iniciativa útil que, pese a sus límites, debería aprovecharse”, seguramente como quiere aprovecharse la nueva patronal, “Conpymes” (que así se denomina el engendro), que patrocina la esposa del Pseudo-Doctor-Sánchez, Begoña Gómez, con la aquiescencia de la Ministra de Trabajo y ahora Vicepresidenta Tercera, Yolanda Díaz, (¡qué vergüenza! Si la hubiera), y que albergará a pequeñas y medianas empresas, hostiles a CEOE (además de CEPYME y ATA), la patronal que preside Antonio Garamendi, que mostró su malestar por este nuevo parto y lanzó un “Hay que preguntar a la Ministra y a la esposa del Presidente qué hacen ahí”. Pues bien, Sr. Garamendi, yo le respondo por ellas, que guardarán silencio sepulcral, ya que antes de echar a andar, la boquita de la esposa ya reclama “fondos europeos para esta nueva patronal”, o sea cazar al vuelo unos cientos de millones de euros y ya se sabe que el que parte y reparte se lleva la mayor parte. Y el que no quiera entenderlo, es que o es lelo o es uno de esos que venden su alma al diablo por un plato de lentejas.

En definitiva, más que un viaje al futuro, esta pantomima o parodia es un regreso al pasado, con todo lo de retroceso que ello conlleva, una salva de fuegos artificiales fatuos, petulantes y jactanciosos, teniendo en cuanta la situación por la que atraviesa el país actualmente, cuyos problemas a todos los niveles exigen una urgente resolución, y no una vía de escape para esconder la cabeza bajo el ala como los avestruces. Por cierto, una vez más en Eurovisión hemos hecho el ridículo y ya es casualidad que las únicas veces que ganamos el Festival o quedamos en honrosos puestos, fuera en tiempos del Generalísimo: debería Iván Redondo analizar este hecho y dejarse de monsergas y fantasmagorías, imitando a los arúspices grecorromanos, pues no da la medida ni del intelecto ni del físico de éstos.

MIGUEL ÁNGEL VICENTE MARTÍNEZ

26 de mayo de 2.021

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios