www.albaceteabierto.es
Comienzan en Albacete las jornadas tecnológicas sobre ensayos no destructivos con cerca de 400 participantes
Ampliar

Comienzan en Albacete las jornadas tecnológicas sobre ensayos no destructivos con cerca de 400 participantes

Por Redacción-Europa Press
martes 23 de noviembre de 2021, 14:07h

El campus de Albacete de la Universidad de Castilla-La Mancha acoge desde este martes las Jornadas AEROEND4 1 sobre Ensayos No Destructivos, un foro de colaboración entre el Ejército del Aire, las empresas aeronáuticas y la Universidad, con ponencias sobre la aplicación y la evolución de los ensayos no destructivos, con el objetivo de garantizar la máxima seguridad en los vuelos.

"Nuestra máxima es que los aviones vuelen de una manera segura y que continúen haciéndolo a pesar de los años que hayan pasado. Hay aviones que mantenemos en el Ejército del Aire, como los C-101, que tienen más de 40 años, y hay que mantenerlos en vuelo con la misma seguridad que el primer día", ha destacado el coronel jefe de la Maestranza Aérea de Albacete, José Luis Peña Iglesias.

Es lo que se conoce como el principio de aeronavegabilidad continuada, que implica "tener un avión con las mismas condiciones que tenía al principio para que pueda volar con total seguridad".

Un objetivo que se consigue gracias a los ensayos no destructivos, que permiten, a través de una serie de técnicas, ver en qué estado se encuentra el material sin dañarlo ni destruirlo.

"Sería muy triste tener que destruir algo para comprobar que está bien, por eso este tipo de ensayos nos permiten hacer inspecciones sin tener que destruir nada, asegurando todavía más los vuelos", ha explicado el Teniente General y Jefe del Mando Logístico del Ejército del Aire, José Luis Pardo, usando un símil médico para ilustrar uno de los ejemplos de estos ensayos.

"Se detectó hace tiempo un problema que había de humedades dentro de los timones de dirección de los aviones, entonces, para poder ver si efectivamente estaban el resto de timones afectados, no era cuestión de romperlos todos, porque luego no los puedes recuperar, por tanto, igual que vas al médico para hacer unas radiografías y ver lo que pasa, le haces una radiografía a esos timones y así puedes identificar el problema. En caso de que estén afectados, les aplicas un tratamiento para curarlos y, de nuevo, repites las pruebas para ver que están en perfectas condiciones para volar".

Este proceso, que se ha ido agilizando con los años, permite reducir costes y tiempo y, lo más importante, aumentar la seguridad. Para ello ha sido esencial la investigación, muy vinculada, según ha apuntado Pardo, a la colaboración con las instituciones académicas.

"Siempre es bueno tener este tipo de relación con los centros de conocimiento. Sacamos beneficio tanto ellos como nosotros porque, muchas veces, las investigaciones son de ensayo, de papel y de número, pero luego hay que trasladar todo eso a la realidad y nosotros tenemos donde llevarlo, a nuestros aviones, para ver si esas nuevas técnicas son aplicables y eficientes".

Del mismo lado, el rector de la Universidad, Julián Garde, se ha mostrado orgulloso de poder acoger este congreso, que ha tenido una gran aceptación entre la comunidad educativa, con más de 350 personas inscritas, con docentes de la propia Universidad, de las áreas de ingeniería aeroespacial, materiales e inteligencia artificial, que participarán en las ponencias, así como estudiantes del grado de aeronáutica de Toledo y de las escuelas de informática e industriales, que asistirán como público a las conferencias que se desarrollarán en el Paraninfo del campus de Albacete.

"Creemos que es un foro de colaboración único entre estos tres grandes tipos de agentes, las empresas, el ejército y la academia. Son procedimientos que van a tener una importancia trascendental en lo que es la aeronavegación y en temas de seguridad nacional, nuestro aporte aquí es fundamental con todos nuestros docentes", ha concluido Garde.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios