www.albaceteabierto.es

Un volcán llamado Gobierno de España (V)

Por Miguel Ángel Vicente
miércoles 24 de noviembre de 2021, 07:52h

Y siguiendo con el caso de la erupción del Volcán de Cumbre Vieja en La Palma que, por cierto, ya se ha convertido en un best seller de los medios de comunicación, especialmente, los audiovisuales, con noticias superrepetidas, entrevistas absurdas, preguntando siempre lo mismo a los propios damnificados, que no sé yo cómo no los mandan a hacer gárgaras y puñetas, pues parecen regodearse hasta el cieno, como lo hacen los cerdos, con la desgracia ajena, y eso que, gracias a Dios, a día de hoy, sólo ha habido que lamentar la muerte de un lugareño, porque de lo contrario sería poco menos que inducir a los espectadores a un adelanto del llanto y crujir de dientes que nos vaticina el Evangelio en el ocaso del fin del mundo, y como no podía ser de otra manera, el Pseudo-Doctor-Sánchez, alias “Pinochon” (por aquello de un Falcon para él y su señora y una flota indeterminada para sus napias, superadas, con récord guinness, las del auténtico Pinocho, aunque haya algún paniaguado que se moleste porque se llame “Pinocho” al Pseudo-Doctor, pareciendo estar más en la Luna de Valencia, que a pie de calle palpando la realidad nacional), nos ha deleitado con la SEPTIMA visita, vía Falcon, a la isla de La Palma, como siempre para nada, o sea, simplemente, por el goce de hacer uso, una vez más, del Falcon, y tratar de acercar el ascua a su sardina jugando con la tragedia humana, pereciendo mentira que a este sujeto no se le caiga la cara de vergüenza, cada vez que pise tierra isleña, por aquello de que, pasados ya más de sesenta días, a los afectados (que han perdido todo, incluso a estas alturas, hasta la estima personal) aún no les ha llegado un solo euro o duro, que suena más castizo y más español, y se anuncie a bombo y platillo que el Gobierno Canario ya ha hecho entrega de cinco viviendas (siendo como son miles los afectados), con la desvergüenza de que las mismas se hallan enteramente vacías, sin un solo mueble, ni cama ni colchón, ni cocina, ni energía eléctrica, ni agua corriente, e, incluso, con los cables colgando del techo en espera de que se les coloque, al menos, una bombilla pelada; sí, así para qué les sirven las cuatro paredes a estos pobres desgraciados que, repito, han perdido todo, sin posibilidad de recuperar la fotografía de la boda o del hijo o nieto de primera comunión, si no fueron capaces de hacerse con las mismas, en los momentos dramáticos en que sólo les dejaron un cuarto de hora para retirar de sus hogares lo que pudieran, y vuelvo a repetir, cómo no se les cae la cara de vergüenza a estos sinvergüenzas, que parecen regodearse en el dolor ajeno, y, especialmente, al Presidente del Retroprogresista Criminal Gobierno de España, que cada día que pasa, con este y otros asuntos, más va llenando sus alforjas de criminalidad, sin que, en este país, aún hoy, a duras penas, nadie sea capaz de mover ficha para detener el tsunami criminal que mana, como las coladas del Volcán de Cumbre Vieja, ya por varias vertientes.

Y no sólo es que a nuestro tonto del lapicero o de la tiza le pirre el Falcon, sino que también hace uso y abuso de un helicóptero Superpuma del Ejército Español, tal como, al menos, que se sepa y se haya demostrado, que no sabemos las veces que este periplo se habrá repetido en anteriores ocasiones, constan la dos más recientes, para asistir, en este caso como Secretario General del PSOE, a los congresos regionales del partido en Torremolinos (Málaga) (el pasado domingo 7 de Noviembre) y Benidorm (Alicante, el pasado domingo 14), siguiendo en ambos casos la misma mecánica: el helicóptero despega de Cuatro Vientos y se dirige al Palacio de La Moncloa, donde recoge a nuestro actor y trasladarlo al aeropuerto de Torrejón de Ardoz, donde toma el Falcon que lo trasporta a Málaga y de ahí a Torremolinos, donde se celebraba el Congreso del PSOE-Andalucía, camuflando esta visita dentro de la agenda oficial, una visita al centro I+D+I de Vodafone en Málaga; regresando a Torrejón en el Falcon, donde le esperaba el Superpuma, que había venido de vacío desde Cuatro Vientos, llevándole de regreso a La Moncloa, y el helicóptero volviendo a su base en Cuatro Vientos. En total, el Superpuma realizó seis trayectos y el Falcon, dos. Misma operativa, mutatis mutandi, repetida el domingo siguiente, 14 de Noviembre, sólo que con el objetivo de aterrizar en el aeropuerto de Alicante, para asistir al Congreso del PSPV-PSOE en Benidorm, aunque bajo la soflama, incluida en su agenda oficial, de mantener una reunión con representantes del sector turístico en Benidorm, que hay que ver la casualidad de pasar por allí y encontrarse con los Congresos de su Partido, viajes, cuyos costes deberían ser asumidos por el propio PSOE o, incluso, en un acto de magnanimidad, por el bolsillo del propio “Pinochón”, mas esto es como pedir peras al olmo o esperar a que las ranas críen pelo, constituyendo estos excesos, verdaderos actos de prevaricación y malversación de fondos públicos, al destinar éstos (que, no olvidemos, son propiedad del conjunto de los españoles), para costear gastos que son privados. Pero, ya sabemos, que para chulo, nuestro Presidente, que rompe varios espejos al día preguntándoles que quién es el más guapo y chulo de España, que no puede ser otro que él mismo y con diferencia sobre el primer perseguidor.

Y dentro, de este uso partidista de los fondos de la Caja Pública de Caudales, habría que incluir la medida anunciada de donar 400 euros a todos los jóvenes españoles que, a lo largo del año 2.022, lleguen a la mayoría de edad cumpliendo 18 años. Lo que de nuevo nos sitúa en la tesitura de si esta decisión no constituye igualmente un acto de prevaricación y malversación de fondos públicos, ya que el mismo no persigue otra cosa que atraer el voto de esa generación hacia las urnas del PSOE; y que en cualquier caso, debería contar con la aquiescencia de una mayoría reforzada de la cámara legislativa, pues no deja de ser un detrimento de la Caja Pública de Caudales, cuyo destino es otro muy distinto y distante del perseguido por el Pseudo-Doctor, en este caso. Y ello por la sencilla razón de que el Gobierno Nacional, como el de las Comunidades Autónomas y el de los Municipios, deben dedicarse a la administración ordinaria de las respectivas comunidades sobre las que ejercen la autoridad y el poder, a la manera como se observa en las comunidades de vecinos, en las que el administrador atiende con los dineros aportados por todos aquéllos, a sufragar los gastos ordinarios de dicha comunidad, mas si hubiera que hacer un gasto extraordinario, bien cierto es que, salvo urgencia inaplazable, requiere un acuerdo expreso de la Junta de Propietarios del Edificio, en la mayoría de los casos, con mayoría reforzada. Así, de esta guisa, debería ser exigido en la administración de la cosa pública, quizás, incluso, con un mayor rigor y recelo. Pero, aquí y ahora, en un país como España, que ya ha pasado a ser calificado de bananero, en el que la democracia lo es solo de nombre e impostura, pero que carece de los principios generales, fundamentales e irrenunciables (principalmente la independencia del Poder Judicial respecto del Ejecutivo y el Legislativo, que ya hemos visto cómo se subastan los puestos de Magistrados en el Tribunal Constitucional, que es, a la postre, el que ha de juzgar la constitucionalidad de los actos de Gobierno, entre los dos Partidos mayoritarios, PSOE y PP, y que deja vigente la sentencia de Alfonso Guerra, tras la reforma que la Ley Orgánica del Poder Judicial, llevada a cabo, en 1.985, por el Ejecutivo de Felipe González, según la cual “Montesquieu, ha muerto”, y ¡vaya si tenía razón!).

Y algo debe oler a podrido entre la misma Magistratura cuando en su despedida, el Presidente del Alto Tribunal, Juan-José González Rivas, reivindica la “honestidad”, la “decencia” y la “dación de ejemplo” a los nuevos miembros del Tribunal, virtudes que, por razón de sus currículums deberían presumirse, tal como se presumía el valor en los soldados de la antigua mili, o sea, a buenas horas mangas verdes, cuando el propio Tribunal en no pocas ocasiones se ha convertido en un patio de porteras o en la casa de Tócame Roque, con la agravante de que, tras cada renovación, la politización del mismo es mayor, así, que también deberíamos acudir a nuestro refranero, tan certero, como tan puñetero, y espetar “Guárdame esta cría”.

Y, en esas ansias, de recolectar votos, con la única finalidad, repito, una vez más, de poder seguir cagando en La Moncloa, y en vez de dedicar el tiempo a solucionar los enormes problemas que afligen y duelen a los españoles, o, al menos, tratar de paliarlos, el PSOE sigue urgando en las heridas del país, para tal fin, y ahora le ha llegado el turno a la España vacía o vaciada o Abandonada, creando una plataforma, con presencia ya en 25 provincias, a fin de instituir el modelo de “Teruel existe”, cuyo voto absorbió el propio PSOE, como espera absorber el de los ilusos que caigan en la trampa de seguir desvertebrando España, en busca de unos votos, pocos, que sumados pueden hacer que el inodoro de La Moncloa siga evacuando las heces del Pseudo-Doctor.

MIGUEL ANGEL VICENTE MARTINEZ

24 DE NOVIEMBRE DE 2.021

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios