www.albaceteabierto.es

Primero de Mayo: construir la sociedad del bienestar desde el movimiento obrero

Por Santiago Cabañero
domingo 01 de mayo de 2022, 07:00h

Después de muchos años de tiranía de los mercados y de un socavar constante de los derechos laborales, éste Primero de Mayo salimos al fin a la calle con una conquista conseguida: la reversión parcial de una reforma laboral que había situado a los trabajadores y las trabajadoras de nuestro país en una injusta y desproporcionada posición de indefensión.

Este 1M hay motivos para celebrar, pero también para continuar trabajando dentro del camino liderado por el PSOE, conscientes de los retos que aún debemos conseguir.

Los cambios en la reforma laboral han dado sus frutos en apenas meses tras su implantación. Su efectividad ha sido grande gracias a las políticas que está impulsando el gobierno de Pedro Sánchez: expansivas en lo económico, proteccionistas en lo social y dinámicas en la inversión. Pero también gracias a una de sus grandes señas de identidad: el consenso y el diálogo social, germen de este acuerdo laboral en el que tan importantes han sido los sindicatos de clase para defender esos derechos que habían sido esquilmados, como los empresarios y empresarias que apuestan su patrimonio y su dinero para generar empleo y riqueza que redistribuir justamente.

Con ese orgullo, los y las socialistas de la provincia de Albacete salimos hoy a la calle. Y lo hacemos entre los y las permanentes ‘ausentes’ del Primero de Mayo: quienes, día tras día, sólo se valen del ruido, la mentira y la demagogia para intentar tapar una incontestable realidad que habla del trabajo comprometido del PSOE por lograr una recuperación justa a las más complejas coyunturas de la historia mundial reciente. ‘Ausentes’ que son los mismos que votaron en contra de esta reforma laboral que dignifica, y que no dejan de criticar la subida del Salario Mínimo Interprofesional ni la puesta en marcha del Ingreso Mínimo Vital o de cuantas medidas de protección social los gobierno s socialistas, de lo nacional a lo local, se están volcando en articular.

Por primera vez en la serie histórica España ha superado los 20 millones de trabajadores y trabajadoras en un mes de abril, y ya tenemos 500.000 personas más afiliadas a la Seguridad Social que antes de la pandemia. Datos que muestran que la sociedad está respondiendo a los estímulos económicos. Pero no sólo es una cuestión de volumen, sino de calidad, y ahí también nos avalan los datos frente a la mentira, porque el empleo inferior a una semana suponía un 70% antes de estos cambios en la reforma laboral, cifrándose ahora en poco más del 30%.

Esta gestión del gobierno de Pedro Sánchez, ha dejado en Castilla La Mancha más de 750 mil contratos y más de 147 mil en la provincia, donde se generan unos 4.500 contratos nuevos de media la día. Esta proyección (del 20 de abril) indica que, entre esta semana y la que va a comenzar, la provincia de Albacete habrá creado tantos contratos de trabajo como habitantes tiene la capital. Porque el tra bajo se celebra creando empleo.

Desde sus los orígenes, el Partido Socialista ha hecho de esta ‘fiesta’ un espacio de participación, diálogo y experiencias compartidas con sindicatos, movimientos obreros e incluso otros partidos (los no ‘ausentes’) que han decidido ponerse del lado de los trabaja dores y las trabajadoras que día tras día, hacen de éste el país referente que es en toda Europa.

Ese espíritu de consenso y esa clara vocación de diálogo están inundando de nuevo las administraciones. Lo vemos también en C LM, donde el Pacto por la Recup eración Económica impulsado por el gobierno socialista en la Junta de Comunidades, junto a los gobiernos provinciales y los agentes sociales, trabaja desde 2015 por la creación de empleo y de tejido productivo ligados al territorio. Atrás quedan términos q ue en otros tiempos nos hicieron temblar, como ‘privatización’, ‘competencia’ y ‘perdida de derechos’. Porque, frente a todo eso, el PSOE ha puesto en la realidad política los de ‘cooperación’, ‘colaboración’ y ‘cogobernanza’. Ése es el partido que, con un inmenso orgullo, represento en la provincia de Albacete: el impulsor de los mayores avances sociales de este país. Y son los trabajadores y las trabajadoras quienes recogen, poco a poco, gran parte de los frutos de esos pasos hacia adelante que estamos decididos a seguir dando para evitar que otros los den nuevamente hacia atrás.

No quiero pensar qué habría pasado si la pandemia de la covid 19 hubiera llegado con gobiernos de recortes al frente de las instituciones. Sin ertes, sin inversiones, sin planes de apoyo extraordinarios, sin ayudas a los sectores productivos, sin el mayor paquete de iniciativas de protección social de la historia. En definitiva, sin proteger el empleo ni (lo más importante) a las personas. En Castilla La Mancha hemos vivido la traumática experiencia de los recortes y no, no había actividad económica; y tampoco se creaba empleo.

Como secretario general del PSOE en la provincia de Albacete, pero también como Santi Cabañero, siento un gran orgullo cada vez que miro la historia de este país y compruebo que todos los grandes avances en derechos llevan, uno tras otro, el sello de gobiernos socialistas. A veces han sido saltos de gigante; otras, pasos (a priori) pequeños; pero jamás ninguno atrás.

Nunca olvidemos que el movimiento obre a los y las ‘ausentes’ y a la política de titulares vacíos y noes constantes, invertir, conservar y proteger el estado de bienestar es también una lucha obrera que los y las socialistas libramos, y libraremos, cada día desde las administraciones. Feliz Primero de Mayo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios