www.albaceteabierto.es

Lo concelebro

Lo concelebro
viernes 28 de octubre de 2016, 16:59h

Los españoles somos animales de costumbres que resisten inalterables al transcurso del tiempo. Son hábitos que hunden sus raíces en el amanecer de los tiempos, transmitidos a fuego de generación en generación y en, consecuencia, resistentes a modas y tendencias coyunturales por muy globales que sean, por mucha presencia que tengan en ese patio de vecinos digital en el que se ha convertido el mundo por mor de las redes sociales. Aquí se celebra cada día algo, y si el motivo no está muy claro, se inventa y se somete a consenso unánime, que para eso seguro que hay acuerdo.

El español es así. Pide calle y roce, encuentro, sobre todo en latitudes más sureñas donde los días y las noches sólo se diferencian en el color del cielo. Incluso en regiones al norte el ADN patrio –por mucha reactancia que les cuenten- aflora en un fenotipo que nos empuja la coincidencia física, a compartir todo lo bueno –hasta lo malo- que nos depara la vida. Este fenómeno se manifiesta en los usos sociales, rituales y actos festivos. Vienen a ser costumbres que estructuran la vida de comunidades y grupos, compartidas y estimadas por muchos de sus miembros. Son importantes porque reafirman la identidad de quienes las practican en cuanto grupo o sociedad y, tanto si se realizan en público como en privado, están estrechamente vinculadas con acontecimientos significativos tales como un bautizo, una comunión una boda o la graduación de un universitario. Esos usos sociales pueden conmemorar también los cambios de estación, antiguamente las épocas de las faenas agrarias y las etapas de la vida humana. Según los expertos están íntimamente relacionados con la visión del mundo, la historia y la memoria de las comunidades y sus manifestaciones pueden ir desde pequeñas reuniones hasta celebraciones y conmemoraciones sociales de grandes dimensiones.

Algunos acontecimientos festivos forman parte de la vida pública y la participación en ellos está abierta a todos los miembros de la sociedad: los carnavales, las ferias, Semana Santa, las fiestas patronales o de fin de año son ocasiones de celebraciones colectivas en nuestra geografía. Los usos sociales conforman la vida de cada día y los miembros de la comunidad están familiarizados con ellos, aunque no todos participen de los mismos.

Incluso, ese vitalismo mediterráneo que alcanza a la meseta y al resto de valles peninsulares expande nuestra agenda de celebraciones más allá de las fiestas marcadas con rojo en el calendario. Cualquier día y hora son buenos para la alegría en común, brindas por las cosas bien hechas y por un mañana mejor. En un bar, en la terraza de una avenida bulliciosa o en la tranquilidad de nuestra casa, sólo o en compañía, pero siempre con una bebida indispensable y bien fría: la cerveza. Pero no una cerveza cualquiera. Ésas se toman a la salida del trabajo o al final de una pachanguita de fútbol con los amigos, para hidratarse. Los acontecimientos importantes, las citas memorables que nos inflan de felicidad requieren una cerveza especial, como está mandado, una cerveza artesana.

Las cervezas artesanas se ofrecen al paladar con ese valor añadido de sabor y salud que sólo logran las cosas bien hechas. Lo artesano requiere paciencia, dedicación y amor, un compromiso que se saborea desde el primer sorbo. En Media Fanegalo saben y por eso crean sus cervezas siguiendo los procesos tradicionalesde elaboración. Para ello, seleccionan las mejores materias primas con el fin de lograr un producto 100% artesanal,con producciones limitadas y realizando todo el proceso íntegramente en sus instalaciones. Por descontado el proceso de fabricación está libre de conservantes y aditivos, por lo que son 100% cervezas artesanasy elaboradas de manera tradicional.

Resulta curioso que haya sido en Corral Rubio, un pequeño y apacible pueblo de poco más de 120 habitantes, donde decidió asentarse una de las más antiguas fábricas de cerveza artesana de la provincia de Albacete.

La cerveza artesana tradicional de Media Fanega cobra cuerpo en el seno deuna empresa formada por personas jóvenes, cuya ilusión las llevó a embarcarse en este apasionante proyecto que marida de forma magistral pasado con presente. Con una elaboración completamente tradicional, nacen estas cervezas mediante técnicas que los maestros cerveceros ya empleaban hace cientos de años. Las tres variedades de cerveza artesana Media Fanega son Rubia Ale, Al-Magra y Porter, elaboradas sólo con productos naturales: agua, levadura, malta y lúpulos. El resultado son cervezas artesanas diferentes y auténticas, creadas con cariño y mimando cada una de las fases de producción.

De este modo el próximo acontecimiento festivo, ya sea planeado o como propuesta espontánea, estará regado con un sabor que subrayará su magia, convirtiéndolo en singular, en una coincidencia grabada para siempre en el recuerdo de los invitados. Media Fanega está llamada a convertirse, para siempre, en  la estrella invitada de cualquier concelebración.

 

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Albaceteabierto

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.