www.albaceteabierto.es

Importancia de la estimulación cognitiva en el tratamiento del Alzheimer

Importancia de la estimulación cognitiva en el tratamiento del Alzheimer
miércoles 13 de diciembre de 2017, 13:39h

El Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa en la que no hay tratamientos que la reviertan, tan sólo hay paliativos o tratamientos que aspiran a mejorar la calidad de vida del paciente. Sin embargo, los ejercicios de estimulación cognitiva son útiles para mejorar la autoestima del paciente y enlentecer el avance de la enfermedad.

La Organización Mundial de la Salud informa que “la demencia es un síndrome –generalmente de naturaleza crónica o progresiva– caracterizado por el deterioro de la función cognitiva (es decir, la capacidad para procesar el pensamiento) más allá de lo que podría considerarse una consecuencia del envejecimiento normal”. En este sentido, la enfermedad del Alzheimer es la forma más común de demencia y es una de las principales causas de discapacidad entre la población adulta a nivel mundial.

¿Cuáles son los principales síntomas de la enfermedad?

El Alzheimer se caracteriza por afectar de manera diferente a cada persona en particular, sin embargo, existe una variedad de signos y síntomas comunes divididos en tres etapas. La primera es denominada la etapa temprana, la cual pasa desapercibida, ya que el paciente presenta pequeños episodios, los cuales no son significativos.

En esta etapa, lo más preponderante es la tendencia al olvido, pérdida de la noción del tiempo y desubicación espacial. Por ejemplo, puede olvidar cómo volver a su casa, a pesar de estar en un sitio ya conocido y no muy lejano.

La etapa intermedia, los síntomas se vuelven mucho más marcados y comienzan a olvidar de manera más marcadas diferentes sucesos, tales como, el olvido de los nombres propios de los seres más allegados, se pierden incluso dentro de su hogar y comienzan a tener cambios en la conducta, como puede ser dar vueltas sin sentidos.

Etapa tardía es la denominación que recibe el último estadio, por lo cual, es el más avanzado de todos. Entonces, el paciente depende de manera exclusiva de su cuidador, además de no reconocer a sus familiares y amigos. Asimismo, se produce alteraciones del comportamiento que pueden desembocar en agresiones físicas.

La estimulación cognitiva puede ser de gran ayuda

Si bien es sabido que el Alzheimer no tiene cura, la estimulacion cognitiva temprana asegura una mejor calidad de vida en el paciente. Justamente, durante la primera etapa, lo ideal es recibir la ayuda necesaria para evitar el avance progresivo e indiscriminado de la enfermedad.

De este modo, la autoestima del paciente mejora de manera sustancial, con lo cual la enfermedad no destruye de manera indiscriminada todo el material simbólico del que disponía el mismo antes de que enferme.

Por último, es de vital importancia remarcar que la enfermedad del Alzheimer no solamente afecta al paciente que la padece, sino a todo su entorno, por lo cual, lo ideal es reformar los lazos afectivos para soportar todas las desavenencias que significa tener un familiar enfermo. De este modo, lo más recomendable es que el grupo familiar reciba la atención adecuada mediante terapia psicológica.

 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.