www.albaceteabierto.es

Miguel Ángel Perera levantó la tarde con una faena para la historia en la Plaza de Albacete

Emilio Sánchez
Emilio Sánchez
jueves 11 de septiembre de 2014, 21:10h

El matador pacense sufrió un enganchón al entrar a matar que le impidió disfrutar de la Puerta Grande

Perera levantó la soporífera tarde en el quinto toro, del que se dice no hay quinto malo, pero el de Fuente Ymbro no fue tan bueno como Perera lo hizo, y es que el torero extremeño, en Albacete, tiene un don especial.

La cuarta de abono pudo pasar con más pena que gloria, pero Perera levantó el ánimo y los ‘olés’ en su segundo astado, un toro marcado con el nº 189 de 503 kilos y de nombre ‘Soplón’.

 En su primero, un toro parado en la franela, Perera le pudo sacar dos tandas por naturales, con algunos enganchones. La faena que se prometía de vuelo a media altura, fue perdiendo interés por los muchos enganchones a la muleta. No se encontró a gusto y el mal humor del diestro lo percibía el espectador.

Se desquitó en su segundo, ya de salida con el percal instrumentó una serie de verónicas con las manos bajas y dos desprecios que levantaron al público. Los aficionados estaban deseoso de poder ver algo en una tarde de desaciertos, por el juego de los toros lidiados con antelación.

Muy torero con el capote, de lo mejor el quite tras la pica.  Con la muleta tras brindar al respetable formó un lio, en el centro del redondel sin inmutarse ni perder un centímetro de albero que pisaba. Faena para la historia de la plaza de Albacete que la culmina con la gran estocada, volcándose sobre los pitones, saliendo enganchado y maltrecho el traje de torear. La presidencia, con buen criterio, concedió dos orejas, con una petición aplastante. En su primero las palmas fueron el premio a su labor.

Alejandro Talavante

No pudo sobreponerse a la adversidad de los de Fuente Ymbro , tanto en su primero como en el que cerró plaza el uso del capote brilló por su ausencia, con la franela inicia la faena doblándose por bajo  sacando pases de uno en uno. El toro con un peligro sordo lo vio Talavante y  mató de pinchazo y estocada entera. El que cerró plaza comenzó la faena con pase por alto y el toro se fue orientando lo que hizo que de nuevo, el también extremeño, la faena fuera a menos. Muy mal con los aceros a la hora de entrar a matar, en sus dos toro. El público silencio su labor.

Finito de Córdoba

En su primero, un tanto manejable puso ardor en la pelea y sacó algunos muletazos que ofrecían  un panorama mejor del que luego se expuso. En sus dos toros estuvo fuera de lugar por las condiciones de los toros pero bien es verdad que pudo entregarse más con el primero de la tarde. En el primero escucho pitos y se silenció su labor en el cuarto.

Ficha:

Cuarta de feria, rozando el lleno. Toros de Fuente Ymbro, bien presentados, bruscos y broncos, el menos malo el quinto. Pitados en el arrastre segundo y sexto, aplaudido el quinto.

FINITO DE CORDOBA  Pitos y silencio.

MIGUEL áNGEL PERERA. Palmas y dos orejas.

ALEJANDRO TALAVANTE. Silencio y pitos.

Miguel Ángel Perera, pasó a la enfermería tras la muerte de su segundo toro y no pudo salir a hombros. El reconocimiento en la plaza dice que tiene traumatismo de tórax, a falta de un segundo reconocimiento en clínica.

Viernes: Padilla, ‘El Fandi’ y Castella

Hoy viernes otra corrida atractiva para los espectadores. Juan José Padilla, ‘El Fandi’ y Sebastián Castella. Toros de Núñez del Cuvillo.

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios