Protección solar para bebés, ¿qué llevan y cómo usarlas?
Ampliar

Protección solar para bebés, ¿qué llevan y cómo usarlas?

miércoles 28 de abril de 2021, 11:40h
Llega el verano y es el momento en que las horas de sol aumentan y nos movemos más al aire libre, disfrutando de las buenas temperaturas.

Y si hay niños pequeños en la familia, hay que tener cuidado a la hora de exponerlos al sol. Vamos a explicar qué es, cómo funciona y que llevan los protectores solares para bebé, gracias al asesoramiento de Alfredo Carpintero Angulo, farmacéutico de Farmacia Angulo, al que puede seguir en su perfil de Linkedin.

¿Qué son los protectores solares para bebés?

Se trata de productos que se extienden por la piel y evita que la piel sufra el efecto de una exposición prolongada al sol. Para saber qué tipo de protección solar se necesita hay que fijarse en el Factor de Protección Solar o FPS. Este valor marca el nivel de protección de cada producto. Cuanto más alto, más protección ofrece.

Pero hay que saber qué significa esa cifra. La protección de estos productos está relacionada con el tiempo que se puede estar expuesto al sol sin sufrir daño en la piel. El valor del protector solar multiplica ese tiempo por el FPS. Es decir, si puedes estar 20 minutos al sol sin sufrir daño en la piel, un protector solar FPS 15 multiplica este tiempo por 15. Si el protector es FPS 30, el tiempo se multiplica por 30, es decir 600 minutos, o sea, diez horas.

Esto es algo general y el tiempo real de protección depende de varios factores, como si hay una alta exposición al sol, si se moja la piel o cualquier otra cosa que pueda retirar el protector solar de la piel. Por eso hay que controlar mucho la presencia del protector solar, sobre todo si se habla de un bebé.

Para ellos es necesario utilizar un protector solar con FPS 50, el de mayor protección. Además, hay que aplicar más protector solar si hay algún espacio de piel que quede desprotegido por cualquier motivo.

Lo mejor es aplicar unos 15 minutos antes de exponerse al sol y repetir la aplicación pasada una hora o dos, como mucho, si se detecta que hay algún trozo de piel sin la debida protección.

¿De qué están hechos los protectores solares para bebés?

Los protectores solares en general crean una barrera que no pueden atravesar los rayos UVA, que provocan daños en la piel a largo plazo, y los rayos UVA, que son los que provocan quemaduras en la epidermis.

Tienen filtros minerales que evitan que este tipo de radiación toque la piel, así que podemos estar seguros de que funcionan. No obstante, hay distintos tipos de protectores solares para bebés, así que hay que encontrar el más adecuado.

Los protectores solares para bebés tienen que ser de alta protección, con FPS 50+ y adecuado para pieles sensibles. De todas maneras, hay que evitar exponer la piel de un bebé al sol hasta los 6 meses y evitar el riesgo.

Para saber qué tipo de protección se ha de utilizar para el bebé, hay que confiar en los profesionales, como los de Farmacia Angulo, que son los que mejor pueden asesorar sobre su uso.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios