Aria, el desnortado técnico del Albacete

Jueves, 28 Septiembre 2017 18:43   Marino Martínez Opinion
Vota este artículo
(2 votos)

El técnico del Albacete Balompié salvó su cabeza el pasado domingo con una victoria que tapó el pésimo planteamiento y su falta de acierto en la elección de los jugadores que tenían que actuar ante el Real Oviedo, por cierto un equipo gris y sin fútbol.

Aira ha perdido el rumbo y la victoria ante el Oviedo no debe hacernos olvidar que sus decisiones no las pueden entender la mayoría de los mortales.

Partiendo de la premisa de que Aira fue el que decidió la alineación, sin suponer injerencias de la secretaría técnica ni del club, a las personas que habitamos en este mundo nos parece sin sentido común la suplencia de Tomeu Nadal, uno de los mejores porteros de Segunda División. Tan extraña su suplencia como la explicación, vino a decir Aira que fue una decisión suya, basándose en que quería ideas frescas.

Aquí un inciso. Impresentable la decisión de Aira de cargarse a Tomeu Nadal y poner a Carvajal, pero peor sería pensar que ha tenido presiones desde las altas esferas del club para que jugase el costarricense. Es cierto que a este portero lo trajo Garrido y no Skyline, pero igual piensan que tienen algo que un día puede ser traspasable. Tampoco sería la primera vez que un representante influye en las alineaciones de un entrenador del Alba, con o sin consentimiento del club. En el Alba de Garrido esto pasaba desde el primer equipo al más pequeño. Igual Skyline ha sabido cortar eso, pero tengo mis dudas. Hay representantes (también llamados agentes) que tienen esa forma de proceder y no es fácil cambiarles, para pararles los pies hay que ‘tenerlos’ bien puestos. Vamos a dar un voto de confianza a Skyline y pensar que eso no sucede o está en vías de ser solucionado (continuará).

Volviendo al míster. Para más ‘coña’ resulta que cuando decide (suponemos en la premisa inicial que fue una cuestión suya) prescindir de Tomeu Nadal, le da la titularidad a un portero que todavía no ha demostrado ni categoría para estar en el equipo, que el único partido oficial que había jugado fue de vergüenza, siendo el culpable de todos los goles del Osasuna que eliminaron al Alba en la Copa. No fueron pequeños errores y decir que fue su culpa no es una forma de hablar, fue el responsable de la eliminación, sin más.

¿Alguien puede entender a Aira?, yo desde luego no. El portero que le dio el ascenso al Alba y que no había estado mal en los partidos jugados, más allá de que los planteamientos y las alineaciones de Aira fueran patéticas y el equipo acabase perdiendo, ni de lejos merecía la suplencia. Normal que tuviera un rebote de campeonato.

Dicen las malas lenguas, o quizá las bien informadas, que a Aira ya no le quieren en el vestuario y los que menos lo quieren son los que le hicieron ascender. La plantilla del ascenso se rompió por decisiones tontas con la marcha de varios futbolistas y los que se han quedado ven como el técnico, de pronto, ha perdido la confianza en ellos, para Aira lo importante es salvar la cabeza de Aira.

Dando un repaso a lo que ha hecho el técnico, además de cargarse a Tomeu Nadal en el último partido, y ojo a que eso no tenga consecuencias en la autoconfianza del portero. Además el domingo pasado se ‘cargó’ a Álvaro Arroyo, y resultó que su sustituto no es mejor. Contó esta vez con Carlos Delgado, que no había sido titular hasta ahora. A Dani Rodríguez lo ha tenido sin jugar varios partidos y con otros, como Gálvez, Josan, José Fran, etc…, tan pronto los pone en el equipo como los saca de la convocatoria. Y a todo esto los nuevos demostrando que la mayoría no son mejores de los que había.

Encima, los que sí han mostrado que tienen nivel, como Bela y Quim Araujo, resulta que no los pone y se permite el lujo de criticarlos tras marcar ante el Oviedo y dar la victoria al Alba. Dos jugadores que salieron del banquillo porque para Aira no debían ser titulares.

Ahora que el equipo ha ganado, ahora que en el club parece que están mucho más contentos con él (¿por qué será?). Yo estoy con los que piensan que este señor no puede entrenar al Albacete, que no tiene nivel. Creo que tienen toda la razón y que la victoria ante el Oviedo no ha hecho nada más que aplazar lo inaplazable, que a este señor se lo van a cargar antes o después.

Igual ahora el equipo empieza a ganar y ‘me como’ mis palabras. Pero siempre pensaré que Aira no tiene categoría para entrenar al Alba. Ya lo pensaba en Segunda B y nada me hace cambiar ahora de opinión. Es más, ha demostrado ser un entrenador sin rumbo, que cambia jugadores y sistemas, que no confía en nadie y que no sabe llevar un vestuario.

Aquí, salvar a algunos de sus colaboradores cercanos del míster (y me refiero al segundo entrenador para que no haya dudas). Profesional de los pies a la cabeza, que jamás tendrá un mal gesto, un mal comentario ni una mala mirada referida al míster. Un hombre de club que llegó aquí importado y no ha podido ser más fiel a la entidad. Pero eso es otra historia, la del míster titular es muy diferente, a este los ‘trajimos’ también importado y donde estuvo tampoco dejó muchos amigos.