www.albaceteabierto.es

IU da voz a la denuncia de muchos jóvenes de Albacete, mayores de edad, a los que se le niega la entrada a locales de ocio

sábado 14 de febrero de 2015, 13:31h

Hace mucho tiempo que se viene produciendo, los jóvenes lo han dicho repetidas veces 

pero casi nunca se les había escuchado o al menos los grupos políticos no habían querido ser su altavoz para llegar a la sociedad. Eso ha cambiado ahora, seguramente porque las elecciones están cerca, porque el grupo municipal de IU, en una nota de prensa denuncia lo que es habitual cada día que muchos jóvenes salen a lugares de ocio, sobre todo del centro. Primero se les pide la identidad para ver si son mayores de edad y cuando cumple el requisito se les dice que deben ser mayores de 21 o 24 años, con el único ánimo de impedirles la entrada porque suponen que no consumirán lo que ellos quieren.

La denuncia de IU está muy bien, y la repetimos más adelante, pero en la generalidad se hace daño a establecimientos que sí cumplen con las leyes establecidas y los que no cumplen quedan escondidos en el resto.

La denuncia de IU señala lo siguiente:

“El Grupo municipal de IU Albacete  quiere denunciar la discriminación que están sufriendo algunos jóvenes albaceteños que salen a divertirse en la zona de ocio de la capital.

Esta formación ha tenido conocimiento de que ciertos locales de copas, la mayoría de ellos ubicados en la calle Concepción, están impidiendo la entrada a chicos mayores de 18 años, a los que se les pide que acrediten su mayoría de edad.

Una vez comprueban que, efectivamente, los jóvenes tienen más de 18 años se les impide la entrada afirmando que la edad mínima para acceder al local es de 21 o 24 años.

Esta situación se viene repitiendo desde hace algún tiempo y, al parecer, no tiene otra finalidad que dejar fuera de los locales a aquellos jóvenes que, según el criterio de los propietarios de algunos establecimientos, no van a consumir, es decir, se les está discriminando de manera arbitraria y por motivos económicos, ya que al parecer no se les considera rentables para los establecimientos.

Además, son esos mismos propietarios los que, con su actitud, impulsan a los jóvenes a incumplir las ordenanzas municipales, consumir bebidas en la calle, es decir  practicar “botellón” si se sienten desplazados de determinada zona de bares.

Este filtro en la entrada de los locales, además de ilegal, es discriminatorio, puesto que la entrada solo se impide a chicos, mientras que las chicas acceden sin ningún tipo de dificultad a los establecimientos, en un claro uso de estas jóvenes como reclamo para atraer clientela.

Los propietarios de los locales deben ser conscientes de la ilegalidad que están cometiendo, ya que se ha dado el caso de que algún joven, mayor de 18 años, al que se le ha impedido el acceso a un local, ha llamado a la Policía ante la falta de explicaciones del vigilante que le impedía el paso. Al llegar los agentes, el portero les ha mentido asegurando que habían echado al joven “por montar bronca” en el interior del pub cuando lo cierto es que no le habían dejado pasar.

El derecho de admisión no puede vulnerar el principio de igualdad de la Constitución, ni ser utilizado para ejercer una discriminación arbitraria. Nuestros jóvenes se merecen buen trato por parte de los empresarios de los pubs y el amparo de las autoridades si son discriminados y se vulneran sus derechos. Izquierda Unida ha informado a la gerencia de la asociación de hosteleros y a un concejal del equipo de gobierno municipal de estos hechos, a fin de que se investiguen y se tomen las medidas que impidan más actuaciones discriminatorias como las denunciadas”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios