www.albaceteabierto.es

¡Adelante Albacete!

lunes 09 de marzo de 2015, 13:23h
Manu Martínez
Manu Martínez

Albacete es esa ciudad que sorprende a propios y a extraños. Una ciudad que no deja indiferente a nadie.

Una capital de provincia de tamaño medio, sin historias de reyes ni caballeros, sin épicas conquistas romanas ni jardines árabes, y sin embargo, tenemos un verdadero tesoro escondido entre nuestras calles y plazas.

Ese potencial, ese gran foco de atracción y de vitalidad de la ciudad somos las personas que la habitamos. Las albaceteñas y los albaceteños somos de esas gentes amables y trabajadoras que hemos construido, con mucho esfuerzo, una ciudad moderna.

Hemos empujado la economía de la Región con nuestros polígonos industriales y nuestra gran zona comercial. Hemos sabido hacer de nuestro carácter acogedor nuestro mayor atractivo turístico llegando a convertir una feria ganadera en un evento de Interés Turístico Internacional. Somos la ciudad en la que siempre hay una asociación vecinal o sectorial a la que unirte e involucrarte en la toma de decisiones. Una sociedad con el encanto de las ciudades pequeñas y el potencial de una de las grandes.

No obstante, últimamente tengo una percepción algo diferente. En los últimos años, Albacete ha perdido algo del brillo que nos hace tan especiales. La gente, ante la falta de oportunidades, se está empezando a ir y con ella se va el alma y el motor de esta ciudad.

Albacete palidece con cada persona que tiene que irse fuera a buscarse un futuro. Esta ciudad sin su gente no es nada, ni sorprende a nadie.

Hay quien puede pensar que esto es, simplemente, consecuencia de la crisis, pero a mí me gusta matizarlo: Esto se debe a la gestión política que se está haciendo de la crisis. La situación económica puede destruir empleos, pero la esperanza y las oportunidades solo se destruyen con mala gestión y desgobierno.

A Carmen Bayod y a su Equipo de Gobierno se les recordará por aprovechar la crisis para paralizar la ciudad, para enfriar el espíritu y el potencial de la gente que vivimos en ella.

Hoy, nuestros polígonos industriales flaquean ante la falta de apuesta y de impulso municipal por la atracción de negocio, son varias las empresas que pasan de largo por Albacete sin que nadie llame a sus puertas, hace años que las portadas de los diarios no abren con la instalación de nuevas empresas y cada día vemos como cierran más negocios en el centro.

La gente, hoy, participa menos, hay menos colectivos donde hacerlo y menos oídos municipales dispuestos a escuchar lo que los ciudadanos tenemos que decir. La gente no pide nada de un Ayuntamiento que ha cortado los servicios sociales y que pone un muro entre los gobernantes y los gobernados.

Hoy,  hasta nuestra espectacular Feria está perdiendo fuelle.

No obstante, aun queda lugar para la esperanza, cuatro años de alcaldesa ausente no pueden terminar con el gran potencial de una ciudad hecha a sí misma. Aun quedamos muchas personas que no nos rendimos ante la desidia municipal y que creemos en un Albacete como el que proyectaron Salvador, Pepe, Carmina, Manuel y Carmen.

Quiero un Albacete que se vuelva a preocupar por las personas, que retenga a su talento proporcionando oportunidades y futuro. Que vuelva a sorprender y a brillar.

¡Adelante Albacete!

Manuel Martínez

 Albaceteño y militante socialista.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Albaceteabierto

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.