www.albaceteabierto.es

La gestión de la limpieza de un vertedero cerca del Hospital de Albacete levanta críticas

miércoles 02 de abril de 2014, 17:00h

Según nota nota de prensa del PSOE, “la concejala de Medio Ambiente en el Ayuntamiento de Albacete, Rosa González de la Aleja, mintió, conscientemente. 

Lo hizo, según los socialistas para justificar su negligencia en la gestión, sobre el coste que supondría para el Ayuntamiento de Albacete la limpieza del vertedero incontrolado, que hasta hace unos días se encontraba a poco más de 300 metros del Hospital General de Albacete, en las inmediaciones de la Ronda de Valencia, entre el Camino del Portachuelo y las vías del tren”.

Señalan los socialistas en la misma nota que en declaraciones a un medio de comunicación local, realizadas el pasado 13 de marzo, la edil en el Equipo de Gobierno de Carmen Bayod, para explicar por qué, a pesar de las denuncias realizadas por el Grupo Municipal Socialista sobre la existencia de este vertedero en el que se hacinaban cadáveres de animales, despojos orgánicos, ropa, restos de la construcción y hasta electrodomésticos, aún no se había decidido a solucionar el problema, argumentó que “no se trata de mandar las máquinas de la empresa a limpiar y gastarnos 120.000 euros, que es en lo que está presupuestada esta actuación, sino que queremos atajar el problema desde la raíz”.

Se añade que cuando realizó estas declaraciones la concejala a la que Carmen Bayod encomendó la responsabilidad de velar por el área de medio ambiente en la ciudad, hacía 13 días que la alcaldesa había firmado una resolución de su puño y letra, en la que se refleja que “la valoración estimada de la limpieza del terreno asciende a la cantidad de 6.770,56 euros”.

Para el PSOE local “este hecho evidencia que Rosa González de la Aleja mintió sin pudor alguno, para justificar que había dado lugar a que este problema de insalubridad pública se prolongara a lo largo de los meses, cuando la solución era factible, por su cuantía, apenas 6.000 euros, y por el operativo que supuso la limpieza de los terrenos, dos horas de trabajo de un operario al frente de una retroexcavadora para amontonar los desperdicios y el alquiler de un camión apropiado para su traslado. Asimismo, esta mentira flagrante de la concejala de Medio Ambiente constituye una muestra más del poco rigor con el que Carmen Bayod y sus concejales emplean las cifras, que suelen retorcer y maquillar hasta que coinciden con sus planteamientos políticos e ideológicos o para desviar la atención ciudadana sobre su desidia en la gestión municipal”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios