www.albaceteabierto.es

La Revolución Generacional

miércoles 02 de diciembre de 2015, 10:34h
Manuel Martínez Rodríguez
Manuel Martínez Rodríguez

En España, tenemos una generación de hombres y mujeres excelentemente formados y que están preparados y dispuestos para coger las riendas del país y llevar a cabo los cambios que necesitamos.

Hablo de toda una generación, o varias, de españoles y españolas que nos hemos educado en democracia, con altas cotas de igualdad y que hemos asistido con impotencia a cómo se nos negaba un futuro con dignidad en este país.

Hemos sido testigos de la devaluación del sistema educativo y de cómo, por primera vez, para nuestra generación, decenas de miles de estudiantes se quedan a las puertas de la universidad por no poder pagar las elevadas tasas de matriculación. Esto es una realidad que hasta no hace mucho nos parecía inimaginable, pero que otras generaciones anteriores a la nuestra ya vivieron en primera persona.

Sentimos en nuestras carnes la ruptura de la protección  de los derechos laborales, ahora somos más precarios de lo que nunca fue ninguna otra generación con nuestra formación. Aspiramos a continuar formándonos a la desesperada con una actitud a caballo entre la especialización y el mero entretenimiento, formación extra que después nos veremos obligados a eliminar de nuestro currículo para aspirar a tener un trabajo precario, en el mejor de los casos. Un potencial humano para este país que se esfuma lentamente, abatido entre la desesperación y la frustración.

Los últimos años se ha instalado entre nosotros un sentimiento de resignación con el que no podemos convivir ni un solo día más. No podemos mantenernos por más tiempo a la espera de que se generen oportunidades, porque estas nos caerán del cielo. Tenemos que recuperar la esperanza para toda una generación, y ello pasa inexorablemente por tomar las riendas de nuestro destino, de nuestro país.

Por ello, los socialistas más jóvenes hemos planteado que es el momento de propiciar una Revolución Generacional, una apuesta por tomar partido en las decisiones que nos afectan como parte de esta sociedad rota, tras años de pésima gestión de la crisis económica por parte de la derecha. Pero esto no podemos hacerlo solos, necesitamos del empuje de una generación tan preparada como harta. Una generación que desde la política, la universidad, los centros de trabajo, las empresas, los medios de comunicación o la cultura, empuje al país para salir de esta situación y, además, hacerlo de una forma justa.

No arrastramos vicios ni formas predispuestas de hacer las cosas, no vamos a reproducir errores de un pasado del que no fuimos protagonistas ni tan siquiera testigos. Estamos pagando los platos rotos de una sociedad que nos engañó. Se nos dijo que si hacíamos lo que se nos decía un día tendríamos un futuro, que podríamos desarrollar nuestra propia vida y nada más lejos de la realidad.

No planteamos una ruptura generacional, al contrario, pedimos a quien tuvo la oportunidad de acertar y equivocarse que nos enseñe, que nos aporte su experiencia y, precisamente, eso convierte al Partido Socialista en la única vía para el cambio eficaz. Solo los socialistas tenemos la experiencia colectiva suficiente para saber donde no podemos volver a equivocarnos y eso nos hace plantearnos los nuevos retos del país desde una óptica acertada y eficaz. Por este motivo, los socialistas planteamos una política que genera oportunidades con los pies en el suelo, una política solidaria que sea posible y no genere una doble frustración.

Nuestra generación ya no puede limitarse a pedir un cambio, sino que nos toca a nosotros hacer todo lo posible para que se produzca una verdadera transformación, capaz de garantizar un futuro con oportunidades para una mayoría de españoles y españolas que tenemos que trabajar duro cada día para salir adelante, porque nada nos viene dado.

Manuel Martínez. (@Manu_Mtnez)

Candidato socialista al Senado por la Provincia de Albacete.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.