La autopista AP-36, Ocaña-La Roda, en concurso de acreedores logró cerrar el semestre con un aumento del 4,54% de usuarios

Redacción-Europa Press
Redacción-Europa Press
lunes 01 de septiembre de 2014, 17:27h

Cuatro de las nueve vías de pago en quiebra cierran los siete primeros meses en positivo

La red de autopistas de peaje elevó su tráfico un 0,65% durante el pasado mes de julio respecto al mismo mes de 2013, con lo que encadena cuatro meses consecutivos al alza, según datos del Ministerio de Fomento.

De esta forma, la red de vías de pago cerró los siete primeros meses del año con una intensidad media diaria de tráfico (IMD) de 15.711 vehículos, volumen un 1,91% superior al de un año antes.

Se trata no obstante de niveles de tráfico similares a los de los noventa, si bien entonces la red de autopistas contaba con una longitud de unos 1.750 kilómetros, frente a los 2.560 kilómetros que suma actualmente.

Con todo, las vías de pago mantienen la tendencia de recuperación del tráfico con la que arrancaron el año que, en caso de que se mantenga, permitirá a las autopistas anotarse en 2014 su primer aumento anual en ocho ejercicios, periodo en el que han perdido un tercio de sus usuarios.

Por autopistas, en el periodo enero-julio, el tráfico subió en la práctica totalidad de ellas, con la excepción de la AP-71 León-Astorga, donde cayó un 1,47%, y de gran parte de las vías que están en quiebra y que serán rescatadas por el Gobierno.

No obstante, cuatro de estas autopistas actualmente en concurso de acreedores lograron cerrar el semestre con aumentos en el número de usuarios. Se trata de la que une Cartagena-Vera, que elevó su tráfico un 3,45% hasta julio, la AP-36 Ocaña-la Roda, que lo incrementó un 4,54%, la M-12 que une Madrid y el aeropuerto de Barajas (+1,63%) y la circunvalación de Alicante (+0,79%).

En el lado de las caídas se mantienen las radiales de Madrid y la vía que une la capital con Toledo. Así, el tráfico de la R-2 Madrid-Guadalajara cayó un 7,68% en los siete primeros meses, el de la R-3 Madrid-Arganda, un 7%, el de la R-5 Madrid-Navalcarnero un 4%, y el de la R-4 Madrid-Ocaña, un 3%.

En el caso de la autopista AP-41 Madrid-Toledo, cerró el periodo con un descenso de tráfico del 5,77%, de forma que registró un exiguo volumen medio de 749 vehículos al día.

El Gobierno ultima actualmente el proyecto para rescatar esta decena de infraestructuras, que pasa por integrarlas en una empresa pública tras realizar una quita de la mitad de su actual deuda financiera de unos 3.500 millones de euros.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios