www.albaceteabierto.es
¿En qué consiste la hipertrofia prostática benigna?

¿En qué consiste la hipertrofia prostática benigna?

miércoles 31 de julio de 2019, 18:16h
La hipertrofia o hiperplasia prostática benigna (agrandamiento de la glándula prostática) es un tipo de trastorno que se da habitualmente en aquellos hombres que tienen una avanzada edad.

Lo que ocurre es que la glándula prostática se ve agrandada, y esto tiene asociados una serie de síntomas. Lo más común es que el agrandamiento bloquee el avance natural de la orina, aunque también se podrían llegar a provocar problemas en la vejiga, en el riñón, entre en otras zonas.

Todo lo que debes saber sobre la hiperplasia prostática benigna

Síntomas principales

Dependiendo de cada caso, los síntomas pueden variar en cuanto a intensidad y gravedad, aunque suelen ser los mismos en cada caso.

-Tener ganas de acudir al baño con urgencia, o con una frecuencia mayor de lo acostumbrado.

-Incremento de la frecuencia de orinar por las noches.

-Tener una cierta dificultad para orinar.

-Presencia de un flujo de orina débil, o bien que en ciertos momentos se verá detenido hasta que volverá a empezar.

-Una vez que hemos terminado de orinar es posible que se presente un poco de goteo.

-También puede ser que el agrandamiento es tan elevado que imposibilidad que la vejiga pueda vaciarse completamente.

En menor frecuencia, estos síntomas podrían derivar a que se produzca una infección en las vías urinarias, a que el paciente no pueda orinar o, incluso, a que haya sangre en la orina.

En el caso de que padezcas algunos de estos síntomas, lo mejor que puedes hacer es consultar a un profesional de inmediato. El urólogo Agustín Huéscar puede ocuparse de tu caso en su clínica, ofreciéndote una atención personalizada para garantizarte los mejores resultados.

Factores de riesgo

Estos son los factores de riesgo más habituales de la hipertrofia prostática benigna:

Edad: No suele ser muy habitual que esta dolencia se de en varones de menos de 40 años. Las estadísticas afirman que es un problema muy habitual en 1/3 de los hombres que llegan a los 60 años, incrementándose hasta a la mitad de los varones a los 80 años.
Enfermedades cardiacas y diabetes: También hay estudios que relacionan que la presencia ciertas enfermedades de índole cardiaca, y la diabetes, podrían incrementar la posibilidad de padecer dicha enfermedad.
Antecedes: Es más probable padecer de hipertrofia prostática benigna en el caso de que tengamos un padre o un hermano con problemas de próstata.
Estilo de vida inadecuado: Hacer ejercicio de forma habitual reduce el riesgo de tener hipertrofia prostática benigna, mientras que la obesidad lo incrementa.

Tratamiento

El Dr. estudiará cada caso en detalle para encontrar la mejor solución. El experto urólogo Agustín Huéscar apunta que hay ciertos casos en los que no se requiere de ningún tratamiento, si no de acudir a revisiones para evitar que la cosa vaya a más. También es posible tomar medicamentos para corregir el problema.

Pero si los síntomas van a más, siempre existe la posibilidad de operar. El cirujano te indicará las mejores opciones para que puedas tomar una decisión.

No lo dudes y ponte siempre en manos de una clínica urológica de calidad, con una gran trayectoria y que sean líderes o al menos profesionales de reconocido prestigio.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Albaceteabierto

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.