www.albaceteabierto.es
Delegado sindical: garantía de los derechos laborales en toda empresa

Delegado sindical: garantía de los derechos laborales en toda empresa

miércoles 27 de mayo de 2020, 14:14h
Los empleados son el motor de toda corporación. Cuanto mayor es su rendimiento, mayores son los flujos de ingresos que puede generar la empresa; motivo por el que garantizar su bienestar en el puesto de trabajo es una prioridad que se ha de poner encima de la mesa.

Bajo este pretexto, nació la figura del delegado sindical, puesto para el que hay que reunir una serie de cualidades que garanticen en todo momento la correcta gestión de las demandas de los trabajadores.

Principales funciones del delegado sindical

Todas las empresas están obligadas, por ley, a reunir una serie de condiciones que aseguren un puesto de trabajo decente a sus empleados. La figura del delegado sindical es aquella que, escogida por los afiliados al sindicato de una empresa, es la voz mediadora entre las condiciones de la corporación y los derechos de los trabajadores. Supeditada en todo momento a la libertad de expresión regulada por la legislación correspondiente.

De esta manera, el cometido esencial que tiene por delante el delegado sindical es el de llevar a cabo todas y cada una de las obligaciones laborales pertinentes, las propias de la Seguridad Social, de prevención de riesgos y, por último, las internas de la compañía en cuestión. El conocimiento de lo que ocurre en la empresa es su principal meta; motivo por el que puede solicitar informaciones como los contratos, los datos de absentismo, las sanciones o, entre otros, los potenciales accidentes que pueden llegar a ocurrir.

Entre sus capacidades como figura de la empresa, tiene la obligación de informar constantemente a los empleados acerca de sus derechos como trabajadores. Es decir, aplicar esta información que recibe por el bien tanto de la corporación, como del contratado. Además, tiene la potestad para convocar las pertinentes huelgas en caso de así ser necesario.

La cantidad de labores que puede llegar a ejercer se presenta de lo más diversa; un hecho que lleva a estas personas a tomar una serie de cursos para así estar siempre preparados ante lo que pueda acontecer. Cursos que se pueden realizar de manera online y que van desde la gestión laboral, hasta la prevención de riesgos; conformando así la base de bienestar de cada uno de los miembros que establecen la compañía.

Delegados de personal y delegados sindicales

Atender las demandas de los trabajadores y ofrecerles un medio por el que expresarse con absoluta libertad es una norma que ningún directivo se puede llegar a saltar. Estamos hablando de un derecho básico de todo empleado y, bajo estas líneas, surgen dos figuras diferenciadas: el delegado de personal y el delegado sindical.

Mientras que el segundo ya ha sido expuesto con anterioridad, escogido por los afiliados al consecuente sindicato, el primero es seleccionado por votación entre todos los trabajadores de la empresa. Esta figura es la alternativa perfecta para aquellas compañías de personal reducido; ya que carece de limitación de trabajadores para existir.

En las corporaciones que cuentan con menos de 50 trabajadores y más de 10, tienen la opción de constituir el puesto de delegado de personal (las de menos de 10 también pueden en caso de ser votado por mayoría). De esta manera, los trabajadores adquieren voz conjunta bajo el amparo de la ley, pudiendo así proteger sus derechos sin consecuencia alguna. Esta figura dispone de un mandato de 4 años y cuenta con los derechos y obligaciones proporcionados por el Estatuto de Trabajadores.

Por otro lado, cuando hablamos de delegado sindical, este trabajador ha de reunir una serie de características para poder ser escogido. Entre ellas se encuentra el hecho de ser mayor de edad, estar más de seis meses en la corporación y no pertenecer al comité directivo.

Ambas figuras cuentan con un claro peso en el devenir de todo negocio, siendo el eje sobre el que rotan los derechos laborales en todo momento. Una forma legal de evitar potenciales injusticias, dando así pie a un modelo empresarial basado exclusivamente en el bienestar de los empresarios y los trabajadores.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios