www.albaceteabierto.es
Consejos para reequilibrar tu flora intestinal
Ampliar

Consejos para reequilibrar tu flora intestinal

domingo 08 de agosto de 2021, 10:30h
A menudo escuchamos en la radio, en la televisión o en las redes sociales de la gran importancia que tiene mantener el cuidado de nuestra flora intestinal para preservar una buena salud digestiva.

La flora intestinal, formada por bacterias vivas alojadas en nuestro sistema digestivo, es un aspecto clave para la salud de cualquier persona, no solo la gastrointestinal, si no también en relación a nuestras defensas o, incluso, nuestro estado de ánimo.

Por desgracia, en muchas ocasiones, la flora intestinal que forma parte de nuestro organismo se ve alterada, por ejemplo, por la toma de medicamentos como los antibióticos o por la ingesta de ciertas sustancias o alimentos dañinos para nuestro intestino. Esto provoca un desequilibrio que genera malestar y que puede llegar a ocasionar bastantes molestias.

No obstante, hoy en día contamos con soluciones increíblemente eficientes para mantener equilibrada nuestra flora intestinal de manera sencilla. Productos naturales como Megalevure a base de probióticos o alimentos como el kéfir o el yogur natural pueden ser nuestros mejores aliados a la hora de recuperar la normalidad en nuestra flora intestinal.

¿Qué es y qué función cumple la flora intestinal?

En términos generales, la flora intestinal está compuesta por diferentes tipos de bacterias que actúan y viven dentro de nuestro cuerpo, concretamente, en nuestro intestino. Este conjunto de bacterias conocidas también como microbiota se encargan de descomponer los alimentos que consumimos en cada comida durante la digestión, por lo que cumplen con una acción fundamental para nuestro organismo.

Por otro lado, la complicación de la flora intestinal es que no todas esas bacterias que la conforman son saludables para nuestro cuerpo. En este sentido, las bacterias que forman la flora intestinal pueden llegar a ser hasta de 2000 tipos diferentes y algunas de ellas son peligrosas y podrían llegar a alterar nuestra salud gastrointestinal.

Por este motivo, es muy importante atender a la flora intestinal y saber qué podemos hacer para mantenerla saludable, ya que supone un aspecto fundamental para que los nutrientes que necesitamos se absorban de manera correcta.

Cómo saber si nuestra flora intestinal está dañada

Por lo general, cuando nuestra flora intestinal se encuentra dañada, podemos observar algunos síntomas que nos indican que algo no está funcionando bien. Estos síntomas nos indican una alteración clara en nuestra flora intestinal que nos permite atajar el problema y ponerle algún tipo de solución para reequilibrarla.

Lo cierto es también que la flora intestinal puede verse dañada por muchísimos motivos, desde la falta de nutrientes, hasta por estrés, insomnio o por ingerir alimentos insanos con altas cantidades de azúcares, grasas o harinas refinadas. Además de esto, nuestra flora intestinal tiene tendencia a alterarse también por cuestiones de predisposición genética o con el paso de los años.

Sea como sea, lo que está claro es que cuidar de la flora intestinal es algo fundamental, ya que además de ocasionarnos dolores o molestias digestivas, también puede propiciar que nuestro sistema inmune pierda eficacia, aumentando la posibilidad de sufrir afecciones de todo tipo.

Síntomas de una flora intestinal desequilibrada

Algunos de los síntomas más comunes que nos pueden indicar que nuestra flora intestinal está dañada están muy relacionados con las digestiones. Lo más habitual es que aparezca cierta hinchazón en la parte del abdomen, empiecen a aparecer cólicos o gases molestos o puedan darse períodos en los que se pasa del estreñimiento a la diarrea de manera intermitente.

Consejos para recuperar el equilibrio de la flora intestinal

Cuidar de la flora intestinal y mantenerla en buen estado es, en realidad, un proceso bastante sencillo si nos alimentamos de manera correcta y mantenemos unos buenos hábitos de vida saludables. Sin embargo, cuando se produce un desequilibrio en nuestra microbiota, debemos actuar lo antes posible para prevenir males mayores y recuperar, cuanto antes, la integridad de nuestra flora intestinal.

En primer lugar, si sufrimos de una flora intestinal desequilibrada debemos prestar especial atención a nuestra alimentación. En este sentido, se puede echar mano de alimentos prebióticos que servirán de alimento para la microbiota, de forma que se pueda repoblar nuestra flora fácilmente.

Además esto, debemos llevar una alimentación basada en frutas, verduras, legumbres y, en general, alimentos de origen vegetal, sin alimentos ultraprocesados y evitando el consumo, por ejemplo, de azúcares libres o alcohol.

Por otra parte, también es recomendable realizar algún tipo de actividad física o deportiva, practicar rutinas de relajación como el yoga o la meditación y mantenerse bien hidratado durante todo el día.

Probióticos: los mejores aliados de la flora intestinal

Como ya comentamos, los probióticos son uno de los mejores aliados para el cuidado de nuestra flora intestinal. Para que nuestro organismo pueda funcionar correctamente, podemos hacer uso de determinados alimentos ricos en este tipo de probióticos beneficiosos para nuestro aparato digestivo: los plátanos, el puerro, el tomate o las alcachofas, así como también el yogur natural, el queso de leche cruda, las verduras fermentadas, los pepinillos encurtidos o el kéfir.

Finalmente, otra de las fórmulas más comunes para introducir estos probióticos que nos ayudan a cuidar de nuestra flora intestinal es implantar una rutina en la cual se haga uso de suplementos alimenticios compuestos por microorganismo naturales.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios